viernes, 1 de agosto de 2008

SENTARNOS A ESPERAR.

No me gusta poner voz a mis propios poemas, siento mucho pudor y la sensación de estarme desnudando innecesariamente. Ocurre con la voz como con los ojos. Es imposible engañar.

3 comentarios:

Luis Oroz Rodriguez dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Luis Oroz Rodriguez dijo...

Es una maravilla, Amparo, lo escrito y lo dicho, unidos por esa sensibilidad incalculable, que revienta de dulce cuando cruza un poema.

Es un poemazo, y es ser amigo, te lo aseguro.

Un abrazo, Bleti.

Todo esto decía cuando se me ha ido al garete el comentario
(repito pues)

Luis Oroz.

Bletisa dijo...

Luís lo bueno de tener amiguetes es que los quieres igual tanto si te dicen que lo haces bien cómo que lo haces mal. Las dos cosas te ayudan mucho.
Un beso grande.