jueves, 7 de agosto de 2008

DE MIS ADICCIONES: YO CONFIESO.

Me decía Néstor Morris que es un poeta que vive en San Fernando, en Argentina y que escribe muy bien, que se va a dar un descanso del foro de poesía dónde ambos escribimos porque tiene mucha pena desde que Rosa Buck, una compañera muy querida que casi vivía por y para ese foro, falleciera de forma inesperada dejando un gran vacío en todos.
Esto me hace reflexionar otra vez sobre lo importante que pueden llegar a ser las ciber-relaciones entre personas que no se han visto ni tocado nunca, entre gentes que viven a miles de kms en ocasiones y que sin embargo se hacen fuertes y nos provocan emociones de todo tipo.
Sólo la gente que no ha experimentado esto se muestra escéptico y dice no entender que algo así sea posible.
Mi carácter básicamente racional me hace insistir en buscar explicaciones racionales a este hecho. Yo no las encuentro.
Llego continuamente a la conclusión de que la fuerza de la palabra es inmensa- ya sé que no descubro la pólvora- y es un vehiculo de emociones de todo tipo y que van mucho más allá de la materialidad.
Ver al otro exclusivamente a través de su palabra lo despoja de lo fácil como es un cuerpo, unos ojos, unas manos, un lenguaje corporal- que ya no nos sorprenden por lo parecido que lo tenemos todos- para dejarnos ver las diferencias entre unos y otros, las exclusividades del alma de cada uno. Esto nos gusta tanto que nos hace adictos.

Seguramente mi querido Néstor tenga razón y sea conveniente darse un recreo pero yo no puedo hacerlo. Me siento incapaz porque el foro de POESIAPURA (confieso mi enganche emocional) forma parte de mi vida y sufriría innecesariamente como cualquier adicto que intenta dejar su adicción.

Un ejemplo de esto que digo es mi relación con Nestor que sin ser especialmente intensa por correo o por los medios de los que disponemos en estas distancias que nos separan, siempre ha sido puramente emocional. Siento un gran aprecio por él, por su poesía, por todo lo que dice. Tal vez y simplemente porque me llama "muchacha de las rosas"

Este poema es suyo:


Un niño solo


Detrás de cada instante
hay cosas que ignoramos y suceden.
Simplezas de la vida cotidiana,
paisajes que no están en nuestra lista
y de repente
un flash los ilumina
para que nuestros ojos los contemplen.
Algo así me ocurrió, hace unas tardes.
Desandaba mi rumbo y en un parque,
intentando dar vuelo a un barrilete
con figura de avión, flecos y todos
los colores que sueña una paleta,
estaba un niño solo.
Y los niños no deben estar solos
al tiempo de jugar con su cometa.
Uno no sabe -a veces- que conducta
es la más apropiada para usarla.
Atiné simplemente a unas palabras
(Cierta especie de aliento).
Seguí andando
mientras pensaba dónde habría perdido
al pastor de sus juegos
ese infante.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Y a mí, Psstora de Espumas y tienes razón en todo, por una vez te lo reconozco, lo que dices, incluído a NUESTRO Néstor.
Muakssssssssssss, mi Bleti del alma.

Como de costumbre la NO anónima, pero que no logra lo del nombre.

Néstor Morris dijo...

Mi Muchacha de las Rosas y mi Pastora de Espumas, son un ejemplo irrebatible de las gemas que uno puede llegar a encontrar en la Red.
Es una suerte conocerlas, saberlas ahi, leerlas...
Les dejo un fuerte y cálido abrazo, desde una hermosa mañana de invierno en Buenos Aires.

iK Brams dijo...

Sabes... tambien yo pense en eso.. me ha sido dificil seguir en el foro...

Es por eso que entre en Alaire (gracias a tus recomendaciones) y en otros tantos foros, pero Pura es simplemente tierra firme hasta el momento, y hasta ahora es que creo que viene el momento de darme un descanso de todos los foros...

He leido lo que pusiste sobre la imagen de Rosita para ingresar al foro de poesía libre y coincido contigo, esa imagen guarda un momento y esta ahi expuesto, desgastandose... pasa todo menos el recuerdo.

Me gusta mucho leerte y repasare los post anteriores cuando no andes subiendo nada nuevo, vale?

Abrazos

Bismark