sábado, 16 de agosto de 2008

QUERIDO CARLOS.

Mi querido Carlos, podría comenzar esta carta diciendo:
Hace ya muchos años que nos conocemos…
pero lo correcto sería: Hace ya muchos años y no nos conocemos casi nada...
Nos hemos visto en algunos eventos siempre propiciados por tu espacio poético y he podido disfrutar de tu personalidad elegante, de tu humildad y de tu simpatía para conmigo sin importarte que yo fuera el último mono de Pura. Esos detalles corteses se agradecen no sabes hasta que punto.
Digo esto no porque yo me crea el último mono como persona porque de ninguna manera lo soy, pero sí seguramente como aprendiz de poeta y justo y necesario es reconocerlo.

Hoy he leído un poema tuyo en el foro y los comentarios llenos de cariño, respeto y…otras yerbas que te dedican los compañeros poetas.
Sólo uno me ha emocionado profundamente y es el que te dedica Fulvio Carena que es un poeta al que yo quiero mucho a pesar de nuestros rifi-rafes en tiempos pasados.
La forma de hablar de Fulvio puede parecer a ojos de los demás demasiado digamos “ acariciadora” pero no es así: Fulvio te habla con el alma en la mano y lo digo como aviso a navegantes porque sé que tú y yo ya lo sabemos.
Yo no sé, ni quiero decirte cosas como te las dice Fulvio pero si quiero que sepas que también para mí es un privilegio poder estar en tu foro.
Nunca te diré que eres el mejor poeta sobre la tierra pero sí que me gusta que bajes al ruedo poético donde lidiamos cada uno a nuestra manera.
Deben caber todas las formas de poesía en tu foro. Las tuyas siempre clásicas y preciosistas, las mías- por ejemplo- siempre coloquiales. Lo importante es despertar emociones sean las que sean a los lectores y sea cual sea nuestra voz.
A mí nunca me has negado ni coartado la mía a pesar de ser tan gritona a veces y esto debería saberlo todo el mundo.
“Por amor a la poesía” pondría yo como lema de tu casa y la de todos cuantos con nuestra palabra la hacemos posible.
Si me permites un consejo yo te diría que muestres tu faceta de persona cercana y amable con más frecuencia para que los demás no te vean como al señor inaccesible del castillo. No te favorece ese loock o como se diga.

A la espera del próximo encuentro, recibe mi abrazo y mi más sincero beso.
Siempre tuya.
Bletisa.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Carlos, no sé si leerás o no el blog de esta persona de pelos colorados como carlots y ojos de cielo-mar.
No lo sé.
Pero si lo hicieras , quiero que sepas que corroboro íntegramente lo que ella dice, lo que pasa es que ella lo dice muy bonito, yo soy más burra.
En todo ¿oyes? en todo, estoy de acuerdo con ella, Fulvio incluído como poeta.

Concha dixit.

Anónimo dijo...

voy a leer el post de fulvio a Carlos. creo que fuí la primera en entrar a dejar mi "yerba" en él( por cierto, una de mis escasísimas "yerbas" al jefe, como a veces se le llama) y no he leído los post de otros compañeros. siento curiosidad, después de leer lo que dices, Amparo, de saber de la sinceridad distinta a otras sinceridades, de tu amigo Carena.

sigo opinando que cuentas muy bien las cosas; tus "stripteases" son muy buenos. beso.

Sagrario.

iB Krams dijo...

Leer este tipo de comentarios, afuera de pura, me da como un sentido mas real de las cosas, porque siempre tiendo a perderme...

Una carta muy sentida y si bien es cierto lo que dices, a pura la han tildado de muchas cosas, pero he tenido la suerte de que sido mi casa por muchos años y yha sido el refugio de muchos naufragos de un lugar que hace muchos años existio y que aun recordamos con cariño...

El jefe hace una labor extraordinaria sin duda y si es bien cierto que poco se le conoce es como el Mago de Oz, pero supongo tendra sus razones...

Me gusta mucho tu estilo de escribir en serio, pero me gusta mucho cuando me dejas tus poemas para oirlos... Concha tien razon lo dices muy bonito...

La poesía es poesia y habra mas en cualquier lado pero hay que saber buscarla hay que saber econtrarla.

iB

Anónimo dijo...

donde dije digo, digo diego; es decir, me equivoqué de poema, no es el que creía: allí no está Fulvio, pero eso no cambia nada, sigo leyéndote en tu casa con tranquilidad y sumo placer.

(la equivocada)

Giovanni-Collazos dijo...

Intersante el blog, Amparo... me ha gustado mucho... creo que lo pondre entre mis enlaces, si me lo permites, claro.

Un beso.

Gio.