martes, 19 de agosto de 2008

Batania.

Me ha sorprendido mucho que el poeta neorrabioso Batania tenga el enlace de mi blog en el suyo.
Son cosas seguramente de la Red de las Redes y que escapan a mi razón, pero se lo agradezco mucho porque este señor es un poeta joven y nuevo en toda la extensión de la palabra y verdaderamente excepcional.
Es un "loco” de esos que sacan los pies de los tiestos a conciencia y que a mí me gustan mucho porque dicen lo que les viene en gana con una lucidez encomiable e insisto, sobre todo sorprendente.
Como no hay nada en la vida que me guste más que el hecho de que me sorprendan, me parece que Batania debería ser leído por mucha, mucha gente (ya lo es pero más) que quiera ser sorprendida. Es imposible aburrirse con lo que ofrece.
Se lo recomiendo a todo el mundo y muy especialmente a los poetas de todas las edades y condiciones que con la mente abierta sepan humildemente recibir sus bofetadas de aire fresco y despabilador de conciencias.
Este enlace os llevará a su mundo de niño superdotado ( repelente niño Vicente) que a mí tanto me gusta: http://neorrabioso.blogspot.com/


Me libro de sus críticas porque seguramente ni siquiera merezco su más mínima atención pero eso no es premisa para que yo no le admire profundamente y que el día menos pensado me lance a firmar una pintada con su nombre en cualquier pared desconchada de esta ciudad en la que vivo o vegeto casi sin consecuencias.

3 comentarios:

Batania dijo...

¡Cómo que no mereces mi atención! Te leo en este blog siempre, siempre. Me diviertes mucho, eres muy sincera, muy canalla y tienes toda la pinta de ser una buena persona.

Tu blog lo adjunté hace siglos, cuando nació. Yo sabía que me leías, porque me lo habías dicho en Alaire, y por eso te adjunté.

La mentira más piadosa de tu bletisada es lo de "niño". ¡Si ya tengo 34 años!

Gracias por el comentario. Te lo agradezco mucho.

Hasta pronto.

Bletisa dijo...

Ah vale Batania, me honra que leas mis sandeces. Quien pillara tus 34 que no es lo mismo que pillarte a tí. No quiero morir a manos de tu Iratxe que conste.

Federico dijo...

El vampiro no descansa allí donde no quedan crucifijos que lo paren
ajos para cocinar gachasmigas
vino de Jumilla
el vampiro se aproxima sigiloso a lo cuellos de las estatuas marmoreas de las duquesas
quien podrá derrotarlo
de mi pene surjirá la luz de un nuevo sol .