viernes, 23 de enero de 2009

YO CONFIESO.

Un día me dijo la poeta Carmen Iglesia http://ciudadescomoislas2.blogspot.com/ que me gusta la gente difícil y que ella había llegado a la conclusión de que lo fácil, la normalidad era lo mejor. Algo así creo recordar que me dijo.

Seguramente Carmen lee muchas cosas de las que escribo (se lo agradezco mucho) y por esto me hizo este comentario. Bueno por esto y por su experiencia personal con gentes poco “fáciles” supongo (yo también leo lo que escribe) complicadillas ellas.

Lo mío no es una postura le diría a Carmen, es una tendencia natural a meterme en berenjenales, a hacer de abogado del diablo como si me fuera la vida en ello, a rascar un poco más allá de la superficie por ver que hay en las profundidades de algunas personas.

No soy la madre Teresa de Calcuta a la que admiré profundamente pero entiendo como ella que para lo fácil hay una horda dispuesta.
Lo mío es una especie de reto personal que me procura sinsabores varios, tristezas y malos tragos pero sobre todo alegría un tanto egocéntrica al comprobar que muchas veces los otros se equivocan por juzgar a la ligera o por la falta de ganas de desgastarse un poco las uñas rascando.
El premio suele ser la manzana más alta de la rama, la más difícil de alcanzar pero la más roja y jugosa.
Mi egocentrismo me supera en estos casos (ya lo sé) pero es que las tiendas de los chinos están para algo más que denostarlas por competencia desleal.

¿Un ejemplo? Pues los esmaltes de uñas de a un euro… que dan mucho juego.

Me gustan los raritos, lo confieso.

10 comentarios:

Giovanni-Collazos dijo...

En este instante estoy conectado y creo que soy el primero en realizar un comentario...

¿Pero que es lo raro, lo extraño y lo normal?...

Nada que ver. Creo qué los que poblamos los blogs y foros, somos de lo más normal que existe. Todos estos poetas que leemos, son personas de a diario, tal cuales, originales en su que hacer poético... yo puedo hablar de Víctor, Batania, Ernesto, Enol, Mayte, Tino... etc (perdón por no nombrar a todos los que leo) y porsupuesto, Tú, Amparo.

Tal vez punset si sea un poco extraño, pero con el tiempo, ya no sorprenderá tanto. Tal vez lo normal sea lo extraño...

Amparo, apuntame a tu lista de admiradores.

Un abrazo.

Gio.

víctor vergara dijo...

Es precioso el símil de las manzanas más altas del árbol.


Ahhh, yo sé lo que tú dices, GIO, y lo que dice BLETISA. Jo, y a mi me pasa igual que a ella.
Hay gente que huye de lo raro, de lo no convencional, por no quererse meter en problemas y por sus absurdos prejuicios. Y no saben lo que se pierden. Es tal como dice ella, rascas un poquito y debajo están los corazones más tiernos que podrías imaginar.

Y justo es lo que dice, da muchos sinsabores, pero de vez en cueando hay diamantes increibles que valen por todos lo sinsabores.

Por mi parte no creo que sea reto, creo más bien es cuestión de vibraciones, atracciones y repulsiones magnéticas.

Este blog engancha.

enol sanyago dijo...

Voy a confesar una cosa: en mi nevera también tengo imanes de esos que pueblan las puertas de muchas. No llega a ser una colección, ni mucho menos. Más que nada porque soy incapaz de ser persistente, por lo que estoy inhabilitado genéticamente para coleccionar. Compré uno de esos imanes en un viaje a Amsterdam este pasado septiembre, y dice: "JUST REMEMBER, NOBODY IS NORMAL. EVERYBODY IS WEIRD." Atribuyen las frase a una niña de dos años de nombre Melissa Chen. Seguro que muchos hemos pensado como Melissa alguna vez. A mí me pasa que, cuanta más gente conozco, más hermosamente rara es. Es inevitable. Cierto es que luego somos menos los levemente masoquistas que disfrutamos entre berenjenales. Así debe ser supongo, para que haya de todo, aunque esa extraña habilidad procede siempre del corazón.

Beso grande, Bletisa, a pesar del error de tus queridos locos al darle el premio a Mayte (jeje).

azote rojo dijo...

Pues yo tengo que aguantarme todos los dias con un tipo tan extraño como yo mismo.Además tengo una colección de penes raros en tarros de formol y me encanta pasarme horas mirandolos.No es que sea diferente es que como soy miope veo el mundo distorsionado.Un saludo para Giovanni Collazos y otro para Victor Vergara.Estamos con tus doce hijos Poe.

azote rojo dijo...

Perdón soy el de antes es que se me olvidaba decir.Doña Carmen evoluciona usted fatal.

Bletisa dijo...

Normal:

1. adj. Dicho de una cosa: Que se halla en su estado natural.

2. adj. Que sirve de norma o regla.

3. adj. Dicho de una cosa: Que, por su naturaleza, forma o magnitud, se ajusta a ciertas normas fijadas de antemano.

El Drae habla de cosas y no de personas y dice
"FIJADAS DE ANTEMANO"

Suponiendo que esta definición pudiera aplicarse a las personas
¿Quien fija estas normas, con qué criterio?

¿Es bueno o malo estar fijado de antemano por las normas de una generalidad para ser entre comillas mejor aceptado?
Cómodo es, eso seguro y más fácil también pero ¿mejor?
Eso es lo que ya no sé Gío. Supongo que depende de la escala de valores de cada uno.
Yo no hablaba de los blogeros si no en general.
Has nombrado (me has incuído)a gente generalmente muy bien aceptada porque seguramente entran dentro de esas normas más o menos fijadas de antemano.
Me ha sorprendido que de alguna forma hayas excluído a punset al decir que tal vez sea un poco raro porque me estás dando la razón.
(Aprovecho para decirte que eres muy intuitivo)

Pun tal vez no cumpla "reglas" pero pun es tan pun como Batania es Batania o Enol es Enol, o tú eres tú, o Vírtor es Víctor etc...

Yo adoro a azote rojo, a punset, porque "evoluciona" fatal como Doña Carmen.

Un abrazo para tí y un beso apretadito para él.

Bletisa dijo...

"de vez en cuando hay diamantes increibles que valen por todos lo sinsabores"

Víctor Vergara.

¿A que sí? ;)

Bletisa dijo...

Mi nevera no admite imanes Enol pero yo misma soy un inmenso imán (jejjee debe ser mi amplitud corporal)que atrae a gente un poco así y me los quedo porque me gustan las berenjenas y como soy de campo hasta las cultivo aunque pinchen como cabronas porque son muy sabrosas y las disfruto.

Mis "locos" hablaron y ganó por mayoría el poema de Mayte.
Como has podido ver he colgado todos los poemas que cumplian las bases.
Al colgarlos pretendí que se creara un debate con diversas opiniones para transmitirselas a ellos pero nadie lo inició.
Supongo que es porque a nadie le interesó demasiado y aunque un poco tarde, agradezco mucho tu comentario.

Ellos, preocupados por su papel de jurado me han preguntado muchas veces que si lo habían hecho bien.
(Son gente estupenda Enol)
Les he dicho que muy bien porque han elegido el que les gustasba más. Ese era el único criterio.

Si me dejan voy a colgar sus poemas, los que ellos escriben.
Vas a alucinar como lo hice yo aquella noche.

¿Que poema tendría que haber ganado según tu criterio?

Bletisa dijo...

Tu no tienes penes en formol porque sería una gilipollez pun, tendrás penas como casi todos y en formol para que no molesten demasiado.

Sí, un saludo para Gío y otro pata Víctor y doce para mis doce hijos.
A ti y a Doña Carmen que os den morcillas por la mala evolución.
No progresáis adecuadamente.

Mayte Sánchez Sempere dijo...

Todos tenemos nuestras rarezas, es cierto, aunque hay quien prefiere la comodidad de volverse "normal" y rodearse de gente "normal".

Yo desde luego me quedo sin pensar con lo difícil, lo "raro"... aunque prefiero considerarlo especial. Compensa, seguro.

En un poema que ahora soy incapaz de encontrar, escribí algo así como "... lo fácil tan solo sirve un rato / hasta que se nos hiela la sonrisa". Es así, lo fácil, lo cómodo, está bien para un rato. Pero la vida de verdad está en los retos, en profundizar en ellos.

También es verdad que hay gente rara que además es insoportable, claro... pero todo el mundo tiene cualidades positivas que podemos descubrir si traspasamos esa barrera de prejuicios y miedos que separa la mediocridad de las cosas maravillosas de la vida.

Entre esas cosas maravillosas que una se encuentra de vez en cuando está ese cochino envidioso de Enol... ¡te fastidias! Si hubieras plagiado a Tintín... yo aún diría más, si hubieras plagiado a Tintín, lo mismo habías ganado tú.

Por cierto Gio, yo no soy normal, lo que pasa es que disimulo bien. :)

Besos a todos, incluido Enol, no soy rencorosa.