domingo, 25 de enero de 2009

DE MI TENDENCIA AL LLANTO Y DE PUN Y SU PERSONA

Ayer tenía un noche llorona y decidí que ya era hora de dejar de escribir cosas, de recitar cosas y largarme a llorar una temporada por ahí sin marear a nadie.
Ni yo misma sé que desencadena mi tristeza a veces y esa tendencia tan persistente al llanto.Hasta se me están poniendo más verdes los ojos de tanto llorar a mares.

Pero esta vez sí, esta vez fue algo que leí y que escribía mi amigo pun en una entrada antigua de su blog.
Lo leí varias veces porque no me parecía que fuera para llorar, pero paradójicamente cuantas más veces lo leía, más lloraba.

Tardísimo, le envié un mensaje al móvil y debí despertarlo porque me llamo a las 5 de la madrugada. Con tanto llanto me había quedado dormida como los niños después de un berrinche y no oí el teléfono.
Esta mañana se había despedido de mí desde su blog http://poesiafalsa.blogspot.com/ con un mensaje lleno de cariño y de poesía .

Otra vez estoy llorando.

3 comentarios:

víctor vergara dijo...

Empiezo a sentrime profanador de intimidades. Como cuando se entra en "CUANDO LAS ALAS NO BASTAN" de mi amigo Pedro Arguedas.

Perdón. Salgo sin hacer ruido.

Bletisa dijo...

En mis cosas puedes entrar como un elefante en una cacharería y estoy segura que en las de Arguedas también.
Pedro es un señor muy difícil para mí. Me hace pensar siempre y eso es agotador para el común de los mortales.
Yo soy fácil, estoy chupada.

¿Qué tiene de malo exhibir los sentimientos sin escrúos innecesarios?

Tu paso deja huella siempre Víctor
¿ No será que usas ese perfume de: ¿Lulú?
-guy, sémua.

jajjajaa, un beso.

Batania dijo...

"¿Yo soy fácil, estoy chupada?"

Genial.

Abrazos.