lunes, 23 de marzo de 2009

OS CONDENO MAJETES. Y SÍ, ES UNA AMENAZA.


Este fin de semana ha sido un poco extraño y me alegro de que se haya terminado, de que hoy sea lunes.
Me las prometía felices en Madrid, porque siempre soy feliz en Madrid pero me tuve que quedar aquí trabajando porque ni uno de mis colegas de curro podía cambiarme el turno, o no le daba la gana, que vaya usted a saber.
Lo peor no es eso, lo peor es que he tenido que pasar de mi corazón a mis asuntos y casi a la velocidad del rayo un montón de veces y se convendrá conmigo que eso es agotador para cualquiera.
Anoche y como no podía dormir por todas estas cosas y por todas las que pasan en el psiquiátrico (allí siempre pasan muchas cosas y yo con ellas) pensaba en lo mal que lo hacemos cuando nos desnudamos demasiado ante los demás, en los conflictos emocionales a los que sometemos a los otros que nos miran.
Las más de las veces no sé que pretendemos al hacerlo porque siempre es un acto consciente y premeditado, estudiado. Sabemos que además de la sorpresa vamos a causar conmoción y eso es perverso.
Yo desde luego entono un mea culpa porque reconozco que soy exhibicionista hasta el punto de que si hubiera tenido un cuerpo medianamente potable, habría salido en pelotas en Inteviu a todas horas.
Este fin de semana me ha tocado ser espectadora y debo condenar y condeno a todos aquellos que me han sometido a su desnudez emocional por hacerme sentir mal, por hacerme sentir impotente al no saber consolarlos, por hacerme pensar que soy mala persona, mala amiga, idiota por no inventarme una diarrea malísima para escaparme del trabajo y marcharme a Madrid dónde siempre me siento feliz.
POR EXHIBIOCINISTAS PERVERSOS, los condeno a soportar mis desnudos cualquier día de estos.

10 comentarios:

Victor Vergara (gato) dijo...

""POR EXHIBIOCINISTAS PERVERSOS, los condeno a soportar mis desnudos cualquier día de estos.""

Jajajaja, espero con toda la impaciencia imaginada. El ojo siempre agradece.
Gracias por ver todas las caras posibles de la moneda, que siempre serán dos y nunca, una.

Un abrazo.

Marian Raméntol Serratosa dijo...

Pues no te preocupes Bleti, que aquí tienes a una idiota más dispuesta a soportar tus desnudos siempre que te venga en gana. A pesar de mis silencios, yo siempre acudo... mira detrás de las cortinas... verás mis brazos de nieve...

Un beso
Marian

tino dijo...

Eres la alegría de la huerta. No pierdas este sentido del humor. A algunos escritores le falta. Un abrazo, Tino

Santiago Redondo Vega dijo...

Sin poner ni quitar coma de lo tan sabia como aparentemente ingenua te sabes aparecer en tus hermosos relatos de lo cotidiano, debo decirte que eres una "rara avis" hasta para decantarte en perfecta urbanita más que en sosegada reina del señorío del pan y del vino. Quizá por separar trabajo y diversión. Por eso habrías sufrido lo mismo por no ir a "tu Madrid" aunque no te hubiera llegado a desnudar el frío ningún majete.
Un abrazo.

Bletisa dijo...

¿ Sabes Víctor? Dice Pun que me hago autohomenajes el bobo de él.

¿Crees que tiene razón?

Bletisa dijo...

Sé que te asomas a veces Marian.
Te confieso que no me gusta nada la nieve, es demasiado fría.

Un beso cálido.

Bletisa dijo...

Que los dioses nos conserven la risa o estaremos perdidos.


Un beso Tino.

Bletisa dijo...

Me has pillado Santiago.
Sufro siempre por no poder ir a Madrid y lo confieso pero si hubiera estado allí habría minimizado todo lo demás.
La clave es ovbiar el ring ring del tfno, sumergirme an Madrid hasta las trancas y a otra cosa mariposa.

Besos.

Victor Vergara (gato) dijo...

Bletisa dijo...
¿ Sabes Víctor? Dice Pun que me hago autohomenajes el bobo de él.

¿Crees que tiene razón?
...................................

Por supuesto que sí. Yo con PUM coincido en casi todo. Que se haya ido a la retaguardia y que yo le recuerde a FREUD, es lo único en lo que no coincido con él, jaja

Y haces bien, BLETI. Todos debemos darnos frecuentemente autohomenajes, automasajes, autoblindajes,...ETC, sin llegar a autoabastecernos totalmente, porque también es bonito la RECIPROCIDAD. O no ¿eiinnnn?

BESOS

Bletisa dijo...

¿Como que sí?
Nononó, yo soy mucho más de reciprocidades que de autocomplacencias, que lo sepasss.
Bueno, sí, alguna que otra me doy en un ekercicio de onanismo pecaminoso y me preocupa porque por lo visto te quedas ciego.