miércoles, 4 de marzo de 2009

DIJE QUE ME IBA...

Tengo que confesaros que dije que me iba para que BATANIA hiciera una pintada con mi nombre a plena luz del día con lo que ello tiene de arriesgado y peligroso y para que GIOVANNI me dijera que no me vaya todavía.

Dije que me iba para que SANTIAGO escribiera para mí el poema más bonito que nunca nadie jamás me ha dedicado (con aclaraciones llenas de ternura incluidas) y para que ENOL, que acaba de publicar el cartel anunciando su nombre y el mío juntos en el recital poético virtual más importante que se celebrará nunca, me diga que me quede, arengueando a otros a decir: No al cierre.

Dije que me iba para que Víctor me dijera que le gusta el calor humano y que no quiere que esto se parezca cada día más a una morgue. Debe haber habilitado los comentarios en su blog por esto mismo y me alegro porque el silencio es sólo cosa de difuntos y conviene que los vivos hagamos mucho ruido.

Dije que me iba para que BISMARK (al que tengo pendiente decir que cada día escribe mejor) me dijera “dale” desde su Tihuanajuato.

Dije que me iba para que PUN cuando me llamara, me dijera que además de leer sus tres periódicos, necesita leer mi blog cada mañana para enterarse (es un cabroncete al que adoro por su simpatía y sorna) de la actualidad poética mundial.

Dije que me iba para que anónimo me dijera que sísisi, que me vaya.

Pues que sepa que no me voy, que sepa que me quedo con vosotros por guapos y hermosas personas que sois todos (la suya también) y que hoy voy a castigar sus oídos con una narración de Billy que colgué ayer y que después borré en uno de mis arrebatos incontenibles al ver que no le hacía justicia con mi lectura. Es la primera vez que le doy la razón al Gato Estepario cuando dice que la poesía es para leerla.
Va inmediatamente encima de la justificación de este teatral intento de huída.

Ahora y con vuestro permiso, me voy a llorar un rato.

7 comentarios:

Mayte Sánchez Sempere dijo...

¡Bien, bien, bien! Me alegra que te quedes, mucho :)

Besos

Giovanni-Collazos dijo...

Es una desición inteligente, más allá del llanto que te hayan podido provocar todas las peticiones de permanencia...

No es bueno que la gente buena se vaya de los blogs... hay poemas tuyos que me gustan mucho y tampoco me gustaría dejar de leerlos ni de escuchar esa voz grandilocuente que tienes, en los audios... (presiento, incluso, que serás la mejor en el recital virtual de Enol)... y todo esto te lo digo sin ánimo de ser un pelota, porqué quien me conoce sabe que no soy así y que soy directo.

Un abrazo!

Gio.

Anónimo dijo...

No vas a cambiar, y no hace falta tampoco que lo hagas, en cada poema que escribes, para mi tu eres como esa letra inicial. "siempre mayuscula" escribiendo cosas tan lindas, esas que te hacen perder, que te dan otra oprtunidad, esas que te hacen volver a creer, a confiar aunque la vida misma no te las permita vivir. no dejes nunca de escribir. de puntuacion voy mal pero espero me hayas entendido.

Bletisa dijo...

Gracias Mayte.
Ah por cierto ¿te acuerdas de aquella loteria del Niño? pues me la miraron ayer y nos había vuelto a tocar 20 eurillos a cada décimo.
¿Quieres volverla a jugar o te envío el dinero? Tu verás pero estamos en racha ajajaja.

Un beso.

Bletisa dijo...

Ya sé que no eres un pelota Gío.
Además ¿para qué me ibas a hacer a mí la pelota?
No seré la mejor en el recital de Enol porque para que un recitado sea bueno es imprescindible un buen poema y ya sabes que de bondades anda muy escasita mi posesía.

Te agradezco mucho el cariño con el que me hablas.
Un beso.

Bletisa dijo...

Bueno, anónimo me parece que no lo eres tanto .
Te he entendido muy bien con o sin puntuación porque hablas desde el corazón y ese habla siempre alto y claro.

Un abrazo.

Bismark Estrada dijo...

Bleti...

Que susto me das...

Ando medio perdido ultimamente, pero eso si tu blog no puede dejar de existir...

Me alegra monton leerte de vuelta.

Te mando muchos abrazos desde mi mar.

Gracias por lo que dices de mi...

Pero sobre todo gracias por hacer de este blog algo chido.

Mas abrazos.

Ik