sábado, 28 de marzo de 2009

Celos.

Voy a morirme
¿Por qué?
Yo qué sé, porque Billy tiene una novia
¿Una novia?
Sí y se llama My Darlign y tiene trenzas la gilipollas.

3 comentarios:

Victor Vergara (gato) dijo...

Ya te advertí, que no te fiaras de los BILLYS ni de los PUMS. Les gusta jugar con los corazones incautos. Sólo son lenguas hipnotizadoras, jeje.

Los gatos si vuelven siempre al mismo tejado, jeje.

Bletisa dijo...

Ya lo sé pero el mío no es tan incauto como parece.
Eso sí, me quedo hipnotizada con sus lenguas y luego me pongo celosisisisisisma como dice mi pun que me pongo.

Mis gatos son unos delicuentes y sólo vienen a comer y a que les acaricie las orejas.... Es la condición felina.

Bibiana Poveda dijo...

jajajajaaaaaaaaaaaa!!!! viste???? Billy es un manipulador! Que ya te ha provocado celos.
(ojo con gatito...jajajajaja!)
Estas historias de Billy, más este escrito tuyo, mira... seremos endogámicos, pero nos divertimos (y sufrimos también)
Otro abrazo!