miércoles, 29 de octubre de 2008

Punto y seguido.

Hoy he amancecido con el sentido del orgullo un poco más alto que de costumbre.
Tal vez haya sido la noche la que me ha soplado al oído con esa dureza que tienen las noches de guardia en el "frenopático" que ya está bien, que deje de hacer el idiota y que reparta mi buena fe, mi amor, mi tendencia a cuidar, entre las personas que de verdad lo reciben con los brazos abiertos.

La culpa de todo la tiene Vodafone y ese A2 y Murcia y Dirtuss. Ninguno de los cuatro se merecen el aíre que respiran o al menos no el mío que ya es bastante escaso y que lo necesito para mis intereses vitales.
Hablo del aire.
Desde hoy mismo han dejado de sangrarme.

Voy a llamar a Paju que me quiere mucho y que me acaba de decir a su manera que sabe bien que las hojas en otoño y con la lluvia (es barrendero) se pegan al suelo y que ni él con su cepillo es capáz de barrerlas todas y que yo mucho menos porque no tengo oficio. Que no me preocupe, que ya vendrán primaveras y que estará encantado de pasar todo el invierno conmigo mientras que van llegando........las primaveras, digo.

2 comentarios:

dijo...

Ese último parrafo es genial Amparo... genial

No sabes como me gusto leerlo hace unos días... y como me gusta leerlo ahora

Abrazos

Bismark

Bletisa dijo...

A ti lo que te pasa es que eres un sol Bismark y alumbras hasta las cosas más tristes.
Te beso mucho.

P.D Estas cosas no se deben publicar y hasta pensé en borrarla pero a lo hecho, pecho y otra cosa mariposa.