sábado, 13 de junio de 2009

LLEGÓ EL VERANO DICEN LOS BLOGUEROS


Hoy me llegan noticias por varios frentes del cese de actividad en algunos blog de los que frecuento.
¡El verano! dicen.
Me pregunto si en verano no se puede escribir, habiendo como hay portátiles y conexiones a internet con esos apartillos que parecen un mechero y con los que te puedes conectar en todas partes.
Por ejemplo desde la piscina mientras comes sardinas asadas y llenas todo el teclado de grasa para contar entre risitas que tu cuñado que es un memo se está medio ahogando porque no sabe nadar y se ha tirado en los más hondo para que lo vea Purita, una amiga que tiene unas tetas estupendas recién compradas, carísimas y preciosas que no se mueven arriba y abajo ni aunque juegue a las paletitas o corra por el césped.

O un poema veraniego que diga:

Que agustito amigos míos aquí tumbada en la arena.
Los niños con sus pelotas pasándome por encima,
Los padres con sus- pe-lo-tas y sus barrigas inmensas
redondas y cerveceras pasándome por encima
corriendo como posesos a colarse en los chiringos.
¡Oh placer, placer de dioses a cuarenta y a la sombra!

…por ejemplo.

14 comentarios:

Santiago Redondo Vega dijo...

¡Ay, ay, ay, Bleti, amiga, como suena a envidia picante y latigazo en gluteo ese re-tin-tin picajoso y despectivo de todo lo maléfico del vacacional instinto.

Las tetas de Purita también son el reclamo de la última nostalgia de osadía de ese macho ingenuo y memo, como todo varón que se precie, buscando epatar a la hembra venial de silicona, que se siente otra vez, quizá la última, musa infrecuente del ego atolondrado. Devolverles la ilusión de la vida, de su vida, en tan nimio precinto, también es caridad, aunque el muy necio sea ahogue en lo hondo, lo más hondo de esos pechos de pega.

La grasa en el teclado es lo de menos, tienes razón, lo importante son las sardinas, aunque las barrigas ya no tengan remedio.

Una canita al aire es siempre vida, pregunta aquí sino verás que hay muchos memos.

Tienes miga y gracia hasta en verano, Bleti. Eres única. Tampoco yo soy carne que embarranque complacido en la playa y sus tributos.

Un abrazo de lejos, hasta un beso en la boca, pero sin manos, casi sin labios, para no pringarte de la grasa con índice de protección 50 que me aisla de este verano tórrido que se nos avecina y amenaza, tecla a tecla.

Mayte Sánchez Sempere dijo...

je je je

Na, hija, que el personal solo escribe cuando se aburre, debe ser... yo desde luego no cierro por vacaciones, al contrario, me apetece compartir también esas otras cositas más mundanas y divertidas. Aún falta para mi "veraneo" con niños y padres, pero seguro que hablo del chocolate de Villajoyosa, de la señora del tanga que nos endosa la niña a los demás, del arrocito que preparo con mi madre y de la artesana argentina que hace anillos con monedas de céntimo. Pero es que para mi lo de escribir es un vicio, pero de los malos, je je je

Besos asados

Blog A dijo...

Yo como no tengo vacaciones que soy una autonoma de mierda...
pues seguiré torturando al personal..

Ana Clavero dijo...

Jajajaja. Que conste que el mio está semicerrado, que no cerrado del todo porque minuto que tengo, minuto que aprovecho para venir a leer, no precisamente por mi veraneo. Lo que pasa es que cuando una vive en la costa y tiene familia de Despeñaperros para arriba, los veranos no son precisamente para veranear. Ya te dije: tengo el "hotel" a tope desde la próxima semana y hasta casi Septiembre. Y yo, chiquilla qué quieres que te diga, con tanto ajetreo y tanta gente en casa me siento incapaz de escribir. Será que lo mío con las letras no es más que coqueteo. Yo qué se? el caso es que entre sartenes, fregonas, super y campo -que también estoy por exigencias del guión metida a campera- tengo las neuronas poéticas más secas que una pasa.

Yo no doy pa más, pero que conste que lo intento, eh?

Seguiré por aquí todo lo que pueda y, si paro algo, lo traigo al momento.

Un besazo

Bismark Estrada dijo...

Vaya post Amparo...

Sí, sí... llego el verano, sin duda.

Todos al parecer se van a tomar el sol un momento, confio en que regresan pronto.

Jose Zúñiga dijo...

Pues habría que matizar: una cosa es desconectar y otra dejar de escribir. Lo primero me parece algo muy conveniente para la salud mental; lo segundo me parece sencillamente imposible, al menos para mí.
O sea, que ya veré que me invento, pero colgado del portátil no voy a estar. Estaré simplemente colgado, como siempre.

Bs.e

exlibris dijo...

LLego hasta este lugar,por que tu
asi lo has querido, como una turista que desconoce el idioma y hasta los usos y maneras,intentaré no salpicar ni molestar con las pelotas.
Gracías por dejarme una hamaca.

Bletisa dijo...

Sí, sí, Santiago. Y sé que los señores de puro fáciles estáis "chupaos" y mucho más en verano.
De momento seguimos por aquí chupando rueda sin vacaciones ni nada peroooooooo, ya nos llegará con sus tentaciones con sus tentaciones.
Besos limpitos post colutorio sabor a menta incluído por lo del olor a sardinitas.
Muaccc.

Bletisa dijo...

¡Uys qué rico el chocolate y el arrocito!
A la sra lista del tanga, endósale los tuyos y te vienes a contarnos como le chincha.

Un beso Mayte y ánimo que hasta el verano pasa.

Bletisa dijo...

Mal te veo Blog A. Yo vivo en parte de la "autonomía" y sé de lo que me hablas. Terribles tiempos.

Animo y martiriza lo que quieras que estamso en el mismo barco.

Bletisa dijo...

Yo soy de Depeñaperros párriba pero no tengo mar. Tengo una piscinilla y hasta he pensado en llenarla de tierra y plantar margaritas a ver si así no viene nadie con la disculpa del bañito y la merienda y bla, bla.
Te entiendo muy bien, la gente no se corta ni un pelo en verano.
No dejes de contarnos las aventuras y desventuras de Ana y su casa de la playa.

Paciencia, niña.....hasta que se te acabe.
Por cierto hazme sitio que voy pallá ajajjaja.

Bletisa dijo...

Llegó Bismark y tú has vuelto que te he visto. No sé qué pasa pero ayer desde el hospital no podía dejarte ni un saludo en tu blog.
Luego lo intento de nuevo.
Un abrazo fuerte.

Bletisa dijo...

Zúñiga, voy a tener que darle la razón al Bata cuando dice que los poetas son vagos o a David Coll que es el dire de la tertulia a la que yo asistía cuando dice que la poesía no debe tener vacaiones.
¿ Cualquier disculpa es buena verdad pandilla de malandrines?

Ya en serio: Tienes razón, deconectemos los portátiles, las neuronas, las razones, al solsticio de verano en cuerpo y alma. Sobre todo en cuerpo que se recalienta mucho, ya sabes.

Bletisa dijo...

Hola Exlibris.
Escantada de que hayas llegado.
Espero no aburrirte mucho pero si así fuera te recomiendo los blog de quines me visitan. Allí encontrarás poemas y gentes muy interesantes.

Gracias por venir.