lunes, 15 de junio de 2009

El "PENÍN DE MI AMIGUETE.


Tengo una amiguete que no cae en la cuenta de que hablar por tfno es casi como hablar en directo sentados uno frente al otro.
Debe pensar que no lo veo (os aseguro que si) y no sé si es porque mi conversación le produce relajación de esfínteres o porque sufre de polidipsia, este señor indefectiblemente aproveccha -con mi consiguiente incomodo-para aliviarse mientras hablamos .
Yo que domino a la perfección el difícil arte de hablar por teléfono, he llegado a ser capaz de distinguir los más sutiles matices.
Si de repente el sonido ambiental cambia y se torna en eco más bien grave, es sin duda porque acaba de entrar en el retrete. Si además una melodía líquida, de cascada diminuta, se precipita desde unos cincuenta cms y hacía abajo hasta un pequeño pozo sonoramente cantarín y además el fiussssss, fiasssss de una cremallera se impone: es que está orinando ¡Coño!

Ayer y con intención de herir su ego masculino, le dije que debía saber que tenía la capacidad de verle la minguilla y que no era gran cosa. Bueno le dije que era pequeña cosa, muy pequeña cosa, casi ninguna cosa....y claro surtió efecto inmediato: Se enfadó.
Le prometí un poemita tonto y aquí va:

Oiga, oiga, caballero,
tenga usted la cortesía
de no mear si me habla.
¿No ve buen hombre que veo
su diminuta minguilla
a través de esta mirilla
que es ciega pero no sorda?
Escaso, escuchimizado,
más bien flojo va de lanza
y no sé si es la distancia,
que pequeñeces procura,
o es cosa de mi miopía
pero lo suyo es muy poco;
cuarto y mitad yo diría,
diminuta circunstancia .
Lo suyo ya no es ni lanza,
lo suyo es cualquier cosilla.


Para tí por lo del encantamiento y esas cosas jeje.

10 comentarios:

Adolfo Payés dijo...

jajajaj perdón por la risa pero esta excelente..

bravo..
Un abrazo
Saludos fraternos con mucho cariño

Besos.

Que tengas una semana muy bella

Jose Zúñiga dijo...

Es que me parto...

Y que conste que lo de hablar por teléfono me parece todo un arte. Por no hablar de la polidipsia.

Blog A dijo...

me parto... jajjajajaja
de verdad que me parto.. me has sacado carcajadas de las de lagrimas .. esto lo envio por mail ... es buenisismo...
eres buenisima

Bletisa dijo...

De eso se trata Adolfo, de hacer un poco el payaso.
Gracias por venir siempre.
Un beso.

Bletisa dijo...

Lo es, lo es Zúñiga, y de la polidpsia ya ni te digo si es selectiva de buen vino Rivera del Duero. Eso es un verdadero arte.

Bletisa dijo...

Ni te te ocurra A y si lo mandas dices que es tuyo. A mí no me nombres, que estas payasadas acabarían con mi ya mermadísima fama de poeta.

Un abrazo.

Ana Clavero dijo...

Jajajaja. Eres la releche.

Tu amigo, así reviente, seguro que no vuelve a mear mientras está hablando contigo.

Blog A dijo...

¿mio? jajaj eso no lo puedo firmar yo ni de coña, mis amigos saben que no tengo ese talento..
bico poeta

azote rojo dijo...

Pues yo cogia a tu amigo y lo capaba con un cortauñas.Me ha gustado el poema.Gracias.

Abril dijo...

vendrá a darte las gracias por el poema ? jaaaaaaa



genial :)