miércoles, 10 de junio de 2009

ALBERTO BASTERRENECHEA

A Alberto Basterrenechea – creo que se escribe así- se lo está comiendo su personaje Batania.
Cuando lo conocí en los foros era todavía un poeta sin luces de neón que escribía con frescura. Era un poeta muy joven – lo sigue siendo- que decía cosas de forma muy diferente a la que yo estaba acostumbrada a leer.
Me enganchó su identidad como Burrosky o cómo ese tal Batania tan novedoso e impactante que prometía ser. Decidí seguirle a todas partes por puro egoísmo.
Me gustaba leer lo que decía; disfrutaba mucho con sus cosas, con su poesía a pesar de que nunca la consideré buenabuenísima ni en el fondo ni en la forma. Eso apenas me importó como lectora.
Me sorprendía mucho y pocas cosas agradezco más que una sorpresa.
Creó un blog y allí estaba yo siempre bien atenta.
Pero resulta que empezó a mirarse el ombligo, a manosear de una forma compulsiva esas pelusillas que a todos nos crecen en la cicatriz umbilical de vez en cuando y a rodearse de otra gente con ombligos inmensos y peludos como el suyo.
Obvió a gentes menos “umbilicales”, a lectores más dispersos en el panorama poético y decidió conscientemente entregarse como un becerro de oro a todos aquellos que lo adoraban siempre. Se auto limitó a un círculo concéntrico un tanto escaso .
Equivocadamente publicaba repetidamente sus poemas una y otra vez, ya sin sorpresa.

Parece que es feliz.

4 comentarios:

Jose Zúñiga dijo...

Me gusta esa valentía, esa sinceridad. Y, en general, lo que dices, aunque yo no conozco a Batania.

Adolfo Payés dijo...

Un gusto leerte se siente tu fuerza en el escrito ..

un abrazo

saludos fraternos

Bletisa dijo...

No conviene ser sincera y sé que me mandará a la mierda en cualquier momento y con razón. No sopeso mucho las cosas que digo antes de decirlas y las digo
Dices que no lo conoces y te aconsejo que no te lo pierdas, es un tipo muy interesante al menos para mí. Si no lo fuera te aseguro que no perdería ni un minuto de mi tiempo ni para criticarlo ni para ensalzarlo.

Bletisa dijo...

Supongo Adolfo que más que fuerza lo que has notado al leerme es sinceridad.
Al igual que a Zúñiga, te recomiendo que leas al Neorrabioso
http://neorrabioso.blogspot.com/

Un beso y escribeme y hablamos del programa de grabación.