lunes, 4 de mayo de 2009

DE GATA, DE MARGARITAS, DE LOCOS, DE PUENTES.

Acabo de leer un post de Gata http://lacamisade11varas.blogspot.com/ en el que dice que ha pasado el puente del 1 de Mayo podando Rosales y haciendo amigos en su pueblo

Ella dice que el tema no merece un posteo porque su vida es tan sencilla como las margaritas del campo pero se equivoca en dos cosas:
La primera es que el posteo es muy interesante porque es un reflexión profunda disfrazada de "pasaba por aquí" y sencillez (estilo Gata, aconsejo lectura) y la segunda es que la vida de las margaritas no es nada sencilla.
Las pobres sufren mucho cuando se las comen las ovejas o cuando las patean los domingueros y las llenan de migas de filetes empanados o las manchan de grasa con los trocitos de la tortilla de patata. Y ni qué decir de su sufrimiento cuando las torturan los enamorados sañudamente arrancándoles uno a uno cada pétalo diciendo esa mema letanía de: me quiere, no me quiere, me quiere, no me quiere.
Las margaritas no son oráculos y sería infinitamente más fácil preguntárselo directamente al sujeto en cuestión.

Dice Gata que le contemos algo interesante de “nuestro puente” y la verdad es que no se me ocurre nada; lo he pasado casi todo en el hospi con mis locos que estaban tan enrabietados como yo por tener que estar allí un día tan importante como el día de la madre. Ellos nunca tienen puentes a ninguna parte.

Domingo tiene madre pero nunca viene a verlo ni le llama por tfno. Ayer él debió de acordarse mucho de ella porque se lió a mamporros contra los cristales y rompió una ventana y una puerta grandota. El estruendo de cristales asustó un poco a todos los demás, que desaparecieron de la escena del crimen disimuladamente sin decir ni mú.

Nadie había visto nada ni había oído nada, nadie sabía nada de aquel desastre.

Siempre me ha sorprendido gratamente la tolerancia que tienen unos con otros especialmente en sus momentos de debilidad y de tristeza. Hacen piña y se protegen de manera asombrosa seguramente para sentirse miembros de un grupo que ha sido excluido de otros por el simple hecho de padecer enfermedad mental.

Domingo se disculpó diciendo que sólo intentaba salir por algún sitio porque está cansado de estar allí y la puerta estaba cerrada.

Domingo todavía quiere irse a su pueblo a vivir con su madre.

Tuve que contenerme y regañarle muy seriamente, muy en mi papel de enfermera circunspecta y mandona.
Lo que me habría gustado de verdad era aplaudirle, decirle que tenía razón y que los cristales son sólo cristales pero barreras por muy transparentes que sean y que hay que romperlos si es la única forma que tenemos de gritar que estamos desolados y que no vemos la salida.


Esto tampoco es motivo de post pero se lo dedico a Gata e insisto en que la vida de las margaritas no es nada sencilla aunque lo parezca.

4 comentarios:

Victor Vergara (gato) dijo...

"ALGUIEN VOLÓ SOBRE EL NIDO DEL CUCO". Sin palabras.

Cualquiera, todos, nos encontramos a 1 mimímetro de traspasar la línea. Y en estos momentos de crisis, mucho más fácil.

Un beso extensivo.

Gata dijo...

jope q mas puesto los ojos como me los pone Billy el maldito irlandes y no es porque me pegue suave mientras me acaricia lentamente el ...Uy q me emociono! ejem! ;))que alguna fantasía he tenido yo con el jajaj, sino porq siempre q le leo lloro como una cría chica.
Que que bonito q gracias que yo tb te quiero y que me ha parecido un post precioso,...la vida sencilla tiene cosas hermosas dí q sí.
Un abrazo guapa q eres más guapa tu ;))

Bletisa dijo...

Es una peli estupenda Víctor pero hay mucho que decir.
No se acerca ni de lejos.

Un beso.

Bletisa dijo...

¿¿¿¿ que has tenido qué con Billy????

Haré como que no te he oído-leído Gata.