jueves, 21 de mayo de 2009

De cosas importantes.


Me voy cuatro días en cruz y cuando vuelvo, ya me falta gente como Víctor o me sigue faltando gente como Billy o me encuentro a un Batanía que no le gusta que le llamen Bata porque dice que pensó su nombre como contrapaís y que el suyo tiene no sé qué medidas y una limitación que se llama Iraxte.
La verdad es que no entiendo mucho de países ni de medidas y mucho menos de poetas ni de limitaciones, ni de fronteras.
Bueno , entiendo pero prefiero no entender para que no se me vengan abajo ese tipo de mitos que uno se fabrica a su medida en momentos exclusivamente puntuales y que sirven para engañar o al menos distraer de la gravedad que imponen las cosas verdaderamente importantes.
Dimitiré -como dice Carmen- de los poetas y me entretendré a ratos en leer sus declaraciones estrambóticas, egocibernoclásticas y a todas luces excesivas, en los ratos perdidos.


Hoy sin ir más lejos y nada más traspasar la puerta cerradísima de mi curro, me ha n recibido los ojos de Vicente pachurreando en francés: Bonyurmadamecuantotequeiro ¿Dónde te habías ido?
En fin….
que hay cosas importantes de verdad, os lo aseguro.

16 comentarios:

Ana Clavero dijo...

Menos mal que has vuelto. Estaba esto un poquillo aburridillo sin ti.

Por supuesto que hay cosas importantes que son, al cabo, las únicas que merecen la pena, porque los mitos casi siempre, por no decir siempre, tienen los pies de barro.

Un besote.

Neorrabioso dijo...

Siempre llorando, Bletisa. Yo no tengo vocación de mito, sí de piloto de carreras.

Abrazos.

Hasta pronto.

Bletisa dijo...

Hola Ana. Te advierto que todo es importante y que me encantan los mitos.
El Bata - perdón, Batania- ya es un mito diga él lo que diga.

Bletisa dijo...

Tienes razón Bata- perdón Batania es que se me escapa de verdad ;) soy como la zarzamora a veces y tu un solete que aguantas que te dé la turra y sospecho que lo haces porque sabes que me tienes encantada. Hasta Santiago Redondo lo sabe jajajaja.

Besos.

Neorrabioso dijo...

Bleti, llámame como quieras, que, total, va a dar igual. Pero el problema es que creas escuela, y Bibiana Poveda me había empezado a llamar Bata también.

Acabaré como Penélope Cruz, a la que le llaman Pé.

Abrazos.

Hasta pronto.

Carmen dijo...

Hola niña,

Yo, que tengo bastante genio -eso que llaman mal pronto, vamos- me enfurruño y dimito de los poetas muchas veces pero de la poesía nunca, que conste en acta.
Y los mitos, pues qué quieres que te diga? para mí soy muy necesarios, lo que pasa es que cada uno elige a los suyos. Contigo comparto dos, que yo sepa.

Besosss

Anónimo dijo...

Y digo yo como tu querido amigo :buenosdiasmademoiselle !
No me importa donde hayas estado... porque has vuelto querrera
¿Lo mitos?
Ampa ¿qué narices son los mitos en poesia... ni en ninguna otra parte hija, bueno sí, aparto a tu georgesclunny.'
¡ amos anda, chiquilla¡¡
Concha dixit.

Victor Vergara (gato) dijo...

¡¡Ahhh!!, pues eso me ha pasado a mí, que me voy una temporadita a la poesía de verdad, a la de la calle, a la de los ojos de mi Vicente pachurreandome, jajaja
Me voy huyendo de los mitos y mitocondrios.
Lo malo es que allí también me la voy a volver a encontrar con las pintadas del Bata nia. No podían quedarse los poenautas con sus escafandras ciber navegando entre megas y píxeles.

Billy no tardará en regresar por que tiene que continuar con sus capítulos. Mi caso es diferente, no tengo capítulos, jejeje, ni nada.
No te creas lo que dice Bata nia de los pilotos de coche, su verdadero sueño es desplazar a algún dios de la mitología griega para colocarse él, jeje.

Ni abrazo ni beso, jeje, me cansé de tanto abrazo y tanto beso cibernauta.
¡Ála!!

Bletisa dijo...

mito.

(Del gr. μῦθος).


1. m. Narración maravillosa situada fuera del tiempo histórico y protagonizada por personajes de carácter divino o heroico. Con frecuencia interpreta el origen del mundo o grandes acontecimientos de la humanidad.

2. m. Historia ficticia o personaje literario o artístico que condensa alguna realidad humana de significación universal.

3. m. Persona o cosa rodeada de extraordinaria estima.

4. m. Persona o cosa a las que se atribuyen cualidades o excelencias que no tienen, o bien una realidad de la que carecen.


Esto dice el DRAE de un mito.
Puedes elegir la que quieras Batania pero a mí las que más me gustan para tí son la 2 y la 3.

Bletisa dijo...

Por lo menos compartimos dos y son literarios. A ti Cloony no te pone como mito ¿verdad?

Un beso.

Bletisa dijo...

Soy más llorica que guerrera Vidal y los que me conocéis ya no me hacéis ni caso. Soís listos.

Luego te llamo y me pones el mar un rato.
Un beso.

Bletisa dijo...

Víctor eres un cobarde y un gallina y huyes cada triqui agggg.

Yo si que no tengo capítulos ni nada pero ya me ves aquí y allá haciendo el tonto sin inmutarme.

Y eso de que no más besos y abrazos me parece fatal y de una tacañería excepcional.
Mira por donde: Te nombro poeta tacaño excepcional.
( se me han quedado unas coletillas horrorosas jejeje)

Yo si te beso.

Carmen dijo...

Pues sí, Cloony me pone muchísimo como mito. Pero muchísimo. Y esos dos piragüistas de las olimpiadas de los que te enamoraste y me enamoré también me pusieron muchísimo. Es que la piel pone, que le vamos a hacer.

Victor Vergara (gato) dijo...

¿Tú no ves?, por ahí si puedes entrarme perfectamente(¡convencerme! quiero decir, jeje). Si se trata de hacer el tonto, soy el primero en apuntarme, jeje.

No me desagrada que medigas -gallina-. Incluso me gusta.

Bletisa dijo...

Es verdad, aquellos piragüistas eran bellísimos, los tengo que volver a sacar para mirarlos bien.

Bletisa dijo...

Yo te puedeo entrar por donde quieras pero siempre que no estés huído, soy de cercanías como los trenes.

Otro beso.