miércoles, 1 de diciembre de 2010

Premio internacional de poesía.

Los finalistas de Addison de Witt

He leído casi todos, sólo casi  todos los presentados a concurso y me queda más claro que nunca que un concurso poético no es nunca cuestión de calidad ni de nada que no sean otras cosas y entre ellas la decisión y el gusto personal de quien juzga.

16 comentarios:

Anónimo dijo...

Me da en la nariz que no son cinco miembros, sino uno -uno ya muy viejo y reviciado -que se hace pasar por cinco y que se ha colocado como finalista junto a otros poemas claramente inferiores al suyo.
Hay escritores que tienen oficio, pero, como no tienen brillantez, tienen que recurrir a la bajeza de pisar a los que les pueden hacer sombra. De esa manera, creen que su poesía superará la prueba del tiempo. Pero están enfermos de literatura, de todo el nudo externo que la rodea, y no son transparentes.
Y se deben de creer que todo el mundo somos tontos, pero algunos de tontos no tenemos un pelo, lo que pasa que no usamos nuestra inteligencia para pisar a los demás.
Y todo esto no lo digo porque mi poema no haya sido seleccionado como finalista, sino dejándolo fuera de concurso y centrándome en el resto de poemas bueno que no han sido seleccionados como finalistas.
Para mí, la página crítica poética y contracrítica ha perdido toda credibilidad.
Por cierto, soy Adolfo González.

Anónimo dijo...

El poema "Tsunami" es una redacción de bachiller. El poema "La primera luz" es algo muy obvio, muy infantil. El poema "Manifiesto", más que manifestar, exhorta y nada tiene de original.
El poema "La paella", por ejemplo, por originalidad y por su forma contenida -lo que dicen que valoraban- tenía que haber sido finalista. Y como ese otros tantos.
Podría seguir, pero bahhh...
Soy Adolfo otra vez.

Bletisa dijo...

Hola Adolfo.
No sé pero yo me fío siempre de mi instinto cómo lectora buenísima de poesía (soy mala en casi todo, pero en esto no) y algo se me escapa.
No estoy de acuerdo con Addison pero bueno la poesía es siempre una lectura subjetiva y ellos de alguna forma lo reconocen.

Bletisa dijo...

Lo de Adisson no deja de ser sólo una opinión un tanto magnificada por unos cuantos.
Bahhhhhh.
No son palabra de Dios ni mucho menos.

Anónimo dijo...

Insisto: veo que no son cinco miembros, sino uno que se hace pasar por cinco. Incluso creo que lo admiras mucho, pero me da igual, porque es lo que yo veo.
Y si son cinco miembros -que no lo son- no tienen ni idea de poesía.
Ese mundo de la literatura está lleno de zorros vestidos de gente con iniciativa, pero a mí no me la pega ese tío, hombre, ni está para darme lecciones de nada.
Yo no entro más a esa página y punto. Ya vi todo lo que tenía que ver. Quienes no quieran ver lo que hay, mejor para ellos: más feliz se vive ignorando la manipulación a la que acuden los hijos de puta.

Bletisa dijo...

No te enfades Adolfo.
¿Qué más da?
No creo que haya nadie a quien yo admire allí.
Son unos señores que dicen cosas y opinan pero sin más.
No hay que darles tanta importancia, no la tienen.

José Baena dijo...

Algo raro me ha pasado con el post de los finalistas. Me explico. Llevo poco en el blogomundo y la página de los Addison me pareció todo un descubrimiento. Cuando he visto la selección final de poemas me ha quedado una sensación rara, que veo comparto con Bleti. Supongo que es así y no es que estos poemas sean ni mejores ni peores, sólo un reflejo del gusto de los Addison. Lo que pasa es que me imaginaba un gusto distinto. No habré leido más que 30 o 40 poemas de todos los participantes pero esperaba unos finalistas arrolladoramente buenos, originales, innovadores, soberbios...y me he encontrado con un par de poemas que me gustan y otros que...Y esto como dice Bleti, sólo significa en principio que mi gusto como lector de poesía es distinto al suyo. Ahora bien, la reacción de Adolfo me intriga. Pareces insinuar que AdW no son lo que parecen, incluso que sea una tapadera. Sería una decepción, la verdad. Como no lo podré saber seguiré visitando su página, quizá ya no con tanta devoción pero bueno. ¿De quién te puedes fiar? A veces ni siquiera de ti mismo. Un abrazo, Bleti, y calma Adolfo.

Montse Oleart dijo...

Vaya, para una vez que me decido a presentarme a un concurso que me decido a por algo que me parecía honesto, porque mis poemas, gusten o no están ahí libres para quién los quiera y les guste, porque me pueden quitar un poema, unos versos pero no las ideas (buenas o malas) porque me gusta lo que hago y no necesito un título para saberlo, pero...evidentemente cuándo uno-a se presenta es para ganar, el ego funciona rotundo en estos casos, pero ...si lo que que "venden" en la web (honestidad, imparcialidad etc.etc..) no es cierto pues no sé yo dónde está el mundo poético de verdad, vaya que me deprimo.
Pues eso bleti seguiremos escribiendo que para eso un bajón de ánimo también sirve jeje.
No entro en la selección de finalistas porque el gusto poético es muy subjetivo y entre los finalistas hay algún poema excelente y alguno que psssss.
En fin..besitos, a Adolfo que se lo tome con tranquilidad

Bletisa dijo...

A ver que yo no digo ni por asomo que sea la página mala, ni que no sea honesto el concurso.
Sólo digo que me sorprende que algunos poemas sean finalistas.
Los hay que me gustan y otros muchos no pero si ellos los han elegido tendrán sus razones.

Ignacio dijo...

Como participante en el concurso, cualquier comentario en una u otra dirección sería mal interpretada. Coíncido con Montse, en que el ego siempre se lleva su pequeño chapuzón, pero, a estas alturas, tampoco nos vamos a rasagar las vestiduras.
Es palpable que el gusto poético de Adisson, no coíncide con el mío, pero eso no es ni bueno ni malo, simplemente es así.
Por lo demás es una página que sigo con interés y seguiré, igual que seguiré escribiendo aunque sólo me lea mi doble.

Besos, esos...esos.

Montse Oleart dijo...

mmmmmm a ver, tampoco quería dudar de la honestidad de la web, ni de sus miembros, es una página que leo y me gusta, por eso mismo me duele más tener dudas...es pasajero, un calentón de esos.

arguellesacero dijo...

También supe que Anónimo es Adolfo. No necesitamos sellar nuestras huellas digitales en ningún documento. Somos muy suspicaces.

La historia es la de siempre, la misma, calcomanía.

El juicio popular a veces es tan irregular como los oficiosos.

arguellesacero dijo...

Y además ¿Por qué ninguna duda antes de presentarse o durante y todas tras la decisión?

Que yo sepa no tenemos quince años recién cumplidos.

Esa página es sobradamente conocida por quienes enviaron sus poemas.

Enrique Gracia Trinidad dijo...

Querida Bletisa: Me encanta volver a charlar contigo.
Esto de los anónimos largando comentarios no deja de tener su "gracia".
Como ves, yo siempre aparezco con mi nombre. No tengo nada que ocultar (de momento)
Parece que en este asunto se han producido algunos malestares. Aclaro lo que a mí me corresponde.
Ya en la entrada de los finalistas en la página de AdW hubo alguien (anónimo, por supuesto) que decía que si yo era los 5 de AdW. Tuve que aclararle que no. Incluso lo repetí y ellos también respondieron el el mismo sentido. Ahora me encuentro con este anónimo que firma Adolfo González que dice de nuevo que los Addison no son 5 sino 1, "muy viejo y reviciado" "que se colocó como finalista" etc. Quisiera suponer que no se refiere a mí, que a mis 60 soy algo viejo pero que desde luego --tú me conoces-- no estoy reviciado (creo)
En fin, me presenté a ese concurso porque me hacía gracia la cosa. También era una forma de solidarizarme con la idea de honradez que me merecían los de AdW.
A estas alturas ni gano ni pierdo con ello, salvo el ser uno más entre colegas de todo tipo, que siempre me apetece. Además, a nadie le quitaba dinero ni prestigio ya que el concurso no tenía dotación ni iba a dar prestigio alguno a los ganadores.
Pero todo esto que ha surgido tiene mucho, me temo, de juego de vanidades, de gente que se molesta por no estar en el lugar elevado en que a sí mismo se sitúa... Un poco lamentable me parece.
No estoy muy de acuerdo con los criterios de valoración de AdW pero sigo pensando que han hecho lo que les parecía mejor y lo han hecho abiertamente, lo que es muy estimable según mi criterio.

Enrique Gracia Trinidad dijo...

Sigo un poco más.
No quisiera parecer susceptible pero sospechaba que Adolfo Dominguez se refería a mí al hablar de quién decía que era AdW, ya que debo ser el único "viejo" que se ha presentado al concursito de marras y además me pusieron como finalista.
Creo que el tal Dominguez se comporta de forma un tanto infantil, incluso utiliza insultos, por el enfado que tiene y las suposiciones gratuitas que hace, en las que, por lo que a mí se pueda referir si es que es así, se ha equivocado como lo hicieron los también anónimos que ya me cargaron el muerto en los comentarios a la lista de finalistas.
Sugeriría a Adolfo un poco de calma. Y no me importaría charlar con él amigablemente. Puede localizarme por mis blogs sin dificultad (allí teléfono y e-mail)
Yo siempre doy la cara, como se ve, no hago como los de AdW ni como los frecuentes anónimos.
Tú, Bletisa, también tienes mi contacto.
Por supuesto, me he quedado de simple finalista en el concurso lo que me parece muy bien porque, como tú dices, es todo cuestión de gusto (¿quién tiene la objetividad absoluta?... yo no desde luego)
Así que, querida amiga, aprovecho para enviarte un saludo cariñoso y para ponerme a disposición de todos tus comentaristas y visitantes de forma franca y sincera.
Saludos

Bletisa dijo...

Hola Enrique:
Ante todo Feliz Navidad.; te deseo de corazón lo mejor esta noche tan especial.

Yo no tengo ni idea de a quien se refería Adolfo en sus comentarios, ni tampoco de quienes son Adisson, ni nada de nada. Desde luego no creo que se refiera a ti que ni eres viejo (doy fe de que eres un señor estupendo con una voz preciosa y muy interesante), ni reviciado, ni otras zarandajas.
Yo opiné- brevísimamente además- como lectora y Adolfo contestó desde su punto de vista diciendo que era él aunque firmara como anónimo.
En cualquier concurso, sea de lo que sea nunca llueve a gusto de todos, y mucho menos en los de poesía, donde entran a valorarse emociones muy subjetivas.
Afortunadamente la lectura de poesía sigue siendo un ejercicio íntimo y exclusivo de cada lector por mucho que se empeñen algunos en objetivarlo.
Creo que no debes sentirte apuntado pero puedes aclararlo con Adolfo al que no tengo el gusto de conocer personalmente y al que agradezco sus visitas a mi blog y sus opiniones cómo a cualquier otro.

En ningún colectivo he encontrado menos corporativizad cómo en el de poetas y tal vez sea porque no somos un colectivo. El poeta es un ser de la especie “memiroelombligo raris” que si no se extingue es por la bondad de los dioses del Olimpo.

Un abrazo.