jueves, 9 de diciembre de 2010

MEMORIAS DE UNA MUERTECITA-ITA

Capítulo sexto.


Ya vuelven. Me había quedado transpuesta porque aquí no se está mal del todo y al fin y al cabo se supone que ya estoy inmersa en el sueño eterno.

He soñado con maleteros llenos de jamones y chorizos y con palabras en Euskera muy mal pronunciadas. Ha sido como un dejá vú inexplicable. ¿Los difuntos soñamos?

Insisto que en que esto de estar difunta es muy, muy raro, pero bastante entretenido.
La gente entra frotándose las manos y resoplando. Deduzco tan sagaz como lo fui siempre que es porque hace frío.
¿Pensareis que es fácil verdad? Pues no lo es tanto cuando tu termostato interno está en of y empiezas a no sentir ni frío ni calor y lo tienes que deducir todo no sé bien por qué recursos.
Me parece que oigo y veo, pero no puede ser porque me taponaron los oídos con algodones porque sangraban después de lo de las ovejas y me cerraron los ojos así como en la pelis con una especie de caricia. Me los cerró el pastor dueño del rebaño asesino y lo sé porque yo todavía veía un poco aunque borroso. Su mano era tosca, grande y nada suave. También recuerdo que sus perros ladraban de una forma especial.
Y es que los perros presienten la muerte y ladran o aúllan de diferente forma cómo anunciándola.
En mi pueblo las campanas tocaban a muerto y su tañido era lastimero, tan triste como el aullido de un perro.
¿Sabrán en mi pueblo que me he muerto? ¿Sabrán que he llevado su nombre con orgullo por la Blogosfera? ¿Sabrán que si pones Bletisa en Google también salen referencias a mí?
Supongo que no y que además les importa tres pitos la blogosfera y su señora madre, porque en mi pueblo somos muy nuestros y el Tormes y ser de Salamanca imprime carácter.
Recuerdo personajes tan importantes nacidos en Salamanca como lo son Lázaro de Tormes que es el que más me gusta o Carmen Martín Gaite, Juan Del encina, Diego de torres Villaroel, Francisco Rodríguez Adrados con el que estudie Latín cuando todavía se estudiaba latín, Vicente del Bosque que es bien majete y ha llevado a la selección a ser campeona del mundo, Abrahan Zacut… y etc, etc
Y qué decir de Miguel de Unamuno, Fray Luís de León o de Torrente Ballester que aunque no nacieron allí fueron ciudadanos ilustrísimos.
Siempre estuve orgullosa de mi pueblo, de haber nacido en Salamanca y espero que los míos- y ya es un plís-plás- lancen mis cenizas al Tormes cómo les tengo dicho.
Me gustaba tanto el río.

…continuara?

6 comentarios:

EL GATO ESTEPARIO -víctor- dijo...

Ahh, yo también tengo elegido el mío, que es un lugar muy alto y soleado, desde donde domino -como buen gato- una extensa y preciosa vista, y todas las estrellas y amaneceres y atardeceres... Creo que aún no he dado instrucciones firmes porque eso da mala suerte, jaja, pero espero que recuerden los comentarios informales que han salido de mi boca en repetidas ocasiones.

LO MEJOR:
"He soñado con maleteros llenos de jamones y chorizos y con palabras en Euskera muy mal pronunciadas. Ha sido como un dejá vú inexplicable. ¿Los difuntos soñamos?"
Pido perdón a los implicados pero no he podido evitarlo inocentemente.

Besos

María Socorro Luis dijo...

Se soñará, así, con cosas tan "materiales"?...

Con ganas de seguir leyendo... besos

estrella dijo...

Hola Bletisa!!Hace frío,yo creo que hasta los que ya no están aquí,lo notan;aunque hemos pasado un par de días muy buenos...
Todos nos sentimos orgullosos,de donde hemos nacido,pero no hablemos de las cenizas,please!

Un abrazo cariño

Bletisa dijo...

¿Perdón a los implicados?
Pero si ellos son los verdaderos chorizos, lso chorizos de verdad.
No, no, perdón deberían pedir ellos siempre.

Gracias por venir Gato.

Bletisa dijo...

No sé Soco pero espero que sí.
Soñar con lo que queremos, con lo que hemos vivido y disfrutado.
No sé.

Un beso para tí.

Bletisa dijo...

Vale pues no hablamos pero te advierto que es una buena terapia desdramatizar la muerte y sobe todo porque es lo menos inevitable en nuestras vidas.
Un beso.