domingo, 21 de marzo de 2010

Jorge Lemoine o la pesadilla continua.

Ya sé que esto es darle una publicidad a Jorge Lemoine pero es que….
me tiene saturada de correos repetitivos, de insultos de la categoría de “la puta de clase baja que te parió” y lindezas parecidas que por otro lado y dependiendo de sus rachas, me ha dedicado
Siempre he justificado sus actitudes por motivos – por fin- de todos conocidos, pero es que últimamente supera la paciencia de cualquier mortal por muy implicado que como yo esté en la salud mental.
Desde aquí le insto a toda intención que no sea plagiar, que no sea la de escribir y demostrar que es un buen poeta con cosas propias que decir.
Le exhorto (palabra preciosa por cierto) a pedir disculpas sin artificios por sus canalladas, por sus plagios, por la irrespetuosa forma de dirigirse a todo el mundo y a todas horas.
Le digo que escriba poesía porque es lo único que sabe hacer bien cuando no hace mamarrachadas.
No se puede consentir su imbecilidad mantenida en el tiempo ni un minuto más.
Y le advierto que no publicaré en mi humildísimo sitio comentarios ofensivos nunca pero sí todas las mamarrachadas que se le ocurran.
Las buenas o malas personas lo son o no lo son independientemente de su salud. Es una certeza que tengo después de muchos años de profesión.

¿Oído cocina?               Pues eso Jorge.

6 comentarios:

Ignacio dijo...

Comparto plenamente tu criterio. Sobre salud mental, no puedo estar plenamente seguro, pero sobre otros aspectos de la vida, sí. Por ejemplo, con el alcohol, la gente que se pone violenta, es porque "es" violenta y el alcohol les desinhibe, pero no es justificación. Y como este, muchos otros ejemplos.
Lo de Jorge no sé si tiene remedio, pero es lástima que no aproveche para hacer la buena poesía que sabe hacer (en el supuesto de que alguna de las que dice ser suyas lo sean realmente, que ya no se sabe).

Un beso.

víctor (gato estepario) dijo...

Qué te puedo decir más que estar de acuerdo. Y a Jorge, que la vida es corta y debemos aprovecharla. Se va en un santiamén.

Un besico.

Bletisa dijo...

Lo de Jorge clama al cielo y además aburre, sobrepasa.
Personalmente me tiene hasta el moño y no tengo el horno pá bollos.
Sólo le pido que no me envíe ni un correo más. NADA

Bletisa dijo...

Cortísima Víctor.
Tengo una tendencia natural al acercamiento a la gente "especial" por decirlo de alguna forma, pero no siempre se tiene la fuerza necesaria para batallar con personas de esa condición.
Ahora mis fuerzas son escasas y me rindo.
Que conste que sigo teniendo un gran afecto a Lemoine o al personaje que representa.

urbanoyhumano dijo...

Vaya, pues al menos sufres a uno con pedigrí. Yo tengo menos suerte con mis trollebuses, clones, etc.

Voltios dijo...

paciencia ble y sobre todo ignorar como antídoto.