miércoles, 17 de marzo de 2010

BATANIA, BILLY, ZÚ Y OTROS

Adoro a Batania, a Billy, a José Zúñiga...
Me jode que no admitan comentarios porque siento una inmensa soledad en sus salas.
Los blog deberían ser siempre sitios abiertos  donde poder hablar, decir cosas por muy tonterías que les parezcan.
  Ellos sabrán de sus motivos pero no lo entiendo y siento un frío físico al entrar en sus salas. Me voy.
 

14 comentarios:

Jose Zúñiga dijo...

Blé querida, pasó la crisis, desde ayer he vuelto a admitir comentarios, así que tienes unos cuantos atrasados para escoger.
Sí, definitivamente opino como tú, frío... Bueno, rectificar es de sabios.
Bss.

Voltios dijo...

estoy contigo ble, entrar en un blog así, es como en una fría sala de operaciones.

Montse Oleart dijo...

pues sí, pues totalmente de acuerdo Bleti, por lo menos tener la opción de decir algo si te apetece y no tener la sensación de estar leyendo una pizarra fría.

urbanoyhumano dijo...

Me alegro de que Jose haya reabierto el sistema de comentarios.

víctor (gato estepario) dijo...

Bueno, a veces no se tiene tiempo de responder a la amabilidad de los lectores con la generosidad de palabras que se merecen -soy un charlatán empedernido- Y también me deja muy mal cuerpo dejarles sin respuesta o con un simple "gracias" -No me quiero imaginar BILLY con la cantidad de lectores que tiene- No puedo hacer las cosas a medias, o me implico o no me implico. Me pasaba igual en los foros dando respuestas kilométricas. Por eso los abandoné sobre todo. Una vez que empiezo, pierdo la noción del tiempo.
Y porque también me parece que si no respondo a nadie, pensarán de mi que soy un desagradable y desagradecido. Por eso llegué a cerrar los comentarios de mi blog una vez. Pero es peor el remedio que la enfermedad, sin duda.

Me alegro, Jose.
UN BESO, LADY.

Gata dijo...

Pues si... aunque ahora que lo pienso tb puede que haya otra solución: dejar que cada uno haga lo que le de la real gana con su blog ¿no?.

Porque yo digo una cosa: cuando leo a Gabo, mi Gabo, mi querido Gabo, que advierto...es más mío que de nadie, tampoco puedo decirle lo mucho que me gusta leerle, lo mucho que me gusta sentirle, etc(bis)...y no por eso (al menos yo) me siento como en una cámara frigorífica para muertos, porque yo busco sentir, no decir que siento.
Besos linda
(sí...sí, ya sé que siempre ando tocando las pelotas, aunque tampoco soy la única, pero es que tb sin duda existía esta otra opción y tenía que hacer una observación sobre la misma de forma totalmente objetiva y sin animosidad hacia nadie.
¡Dior! me libre! ;P)

Bletisa dijo...

Me alegro Zú.
Muchas felicidades por ser padre, por llamarte Pepe y por todo lo demás
Un abrazo.

Bletisa dijo...

Yo no es que siempre quiera decir cosas pero es que de verdad que siento uina extraña sensación al entrar en los blog que no admiten comentarios. Eso es todo.
En algunos me da igual, en otros como los que nombro, no.
Por supuesto que cada uno puede hacer lo que le venga en gana en el suyo ¡faltaría más!
Yo sí soy de decir mucho lo que siento, además de sentir. Y soy muy de hablar o de al menos tener esa posibilidad de hacerlo.
Pero sí, todas las opciones son respetabilísimas
Un beso, Gata.

víctor (gato estepario) dijo...

Claro que te sientes extraña. Y yo también.
Bueno, Bleti, INTERACCIÓN. Nuestro problema no es otro que somos unos enamorados incorregibles de la INTERACCIÓN. A mí me ocurre desde que me amanece y entro en un bar para tomar café por la mañana. Tiene sus riesgos, ¡claro !!, pero regala momentos esplendorosos. Lo contrario es echar la momeda y -su tabaco, gracias- Y si no te lo da, le pegas dos golpes en el costado. ¿nooo? Algo mecánico.


UN BESO, MIAUUUUU.

Bismark Estrada dijo...

No sé, digo, yo no suelo responder los mensajes que me llegan, supongo no tengo el habito, pero creo que a veces cuando algo te gusta hay que decirlo, igual si no te late tambien habra que expresarse, pero no se porque supongo que tener comentarios, significa quehay gente al pendiente de lo que uno escribe, y eso ha de generar tal vez algun sentido de responsabilidad para quien te lee y comenta. Tal vez me equivoque como en muchas ocasiones. No lo sñe.

Un abrazo Bleti, siempre es grato encontrarme en tu blog.

Hoy he extraño esos peces que a los que habia que alimentar que tenias por aqui hace ya un buen tiempo.

Abrazos.

Bletisa dijo...

Si es que no sé Gato.
Sé que hay escritores que quieren hacer de su blog un sitio de información sin más, o un sitio donde colgar sus poemas o sus escritos de toda índole como si se tratara de un libro impreso.
Mi error seguramente está en la idea que tenía de lo que es un blog. Pensaba que en el caso de los blog literarios -por ejemplo- la interacción, como tu dices, era importante.
Craso error el mío porque no siempre lo es y los hay de divulgación literaria, docentes, informativos etc... sin que por ello dejen de ser blogs por lo visto.
Pensaba que esos otros formatos eran otras cosas más parecidos a revistas o libros impresos donde leer sin más.
Tengo que cambiar el chip.

Me pasa como a tí. Me gusta mucho hablar con la gente pero yo no lo veo nada arriesgado.
Besos

Jose Zúñiga dijo...

¿Y por qué has de cambiar de chip?

Bletisa dijo...

Somos responsables de lo que escribimos (decimos) eso seguro.
Responder a cualquiera que dedique parte de su tiempo a dejarte un comentarío, es cuestión de cortesía y educación elemental que yo no siempre cumplo y por lo que pido disculpas aprovechando tu comentario.
Por otro lado es cómodo cerrar la posibilidad de opinar.
Haciendo de abogado del diablo diría que ¿No será que a los blog cerrados a comentarios les importa un bledo la opinión de los que los leen?

Un abrazo Bismark y encantada de verte en mis cosas.

víctor (gato estepario) dijo...

Ahhh, yo no creo que le resbalen los comentarios de los demás, sino todo lo contrario, que son muy sensibles a ellos.
En cuanto a los riesgos, ya sabes, "en boca cerrada no entran ..." Es decir, si no la abres no te creas problemas -eso es seguro- La mayoría de las veces, un comentario o una opinión mal interpretada.
Pero con la boca cerrada, se vive a medias. Se vive la mitad. ¿Verdad?
Tú no cambies el cip, por lo que más quieras.

UN BESICO.