miércoles, 8 de julio de 2009

Vivimos
y hasta nos transitamos
los unos a los otros
pasando por encima.
No hay tiempo, no hay consignas.
Te digo y tú me dices
y nos difuminamos
cada cual a lo suyo.
¿No éramos lo mismo?
No
(grita la voz del mar)
Nunca fuisteis lo mismo.

9 comentarios:

pacokafka dijo...

La extensión del mar acaba por difuminar, por engullirnos a todos. Pasamos rozándonos unos a otros. Vivimos.
Me temo que es que sí.

Este me ha gustado mucho. El grito del mar se come al poema entero.

Por cierto, acércate a la playa. Es una buena idea ;)

Adolfo Payés dijo...

Hermoso versos.. Vivimos con el tiempo en el tiempo.. pero sobre todo el mar..

Excelente
Saludos fraternos
Con el cariño de siempre

Un abrazo
Besos

Concha Vidal dijo...

precisamente porque no somos los mismos, estamos juntos.
Yo sé lo que me digo
Concha dixit de nuevo y ¿dónde estás?

Bletisa dijo...

¿A la playa en Julio?
Eso me mataría ya del todo paco.

Bletisa dijo...

Gracias Payes.

Un beso.

Bletisa dijo...

Vale Concha..ajajaja
pues a ver si me lo explicas.
Muaccc.

santiago dijo...

precioso post
un placer leerte

Bismark Estrada dijo...

Pienso igual que Concha, es por eso que se unieron, aunque tal vez ahora esten separados.

Un placer siempre estar en tus letras

Abrazos

De las imagenes a las letras dijo...

heyy que tal muy interesante tus opiniones