jueves, 23 de julio de 2009

De fracasos.

Hablando de enfados, alguien está muy enfadado conmigo.

Un día ese alguien del que esconderé su nombre me llamó para pedirme consejo.
-Voy a hacer una locura de amor -me dijo- escucha:
Me voy a un pais del Este sin conocer el idioma y sólo a conocer personalmente a alguien de Internet que no me quiere ¿Crees que estoy loco?
-Pues claro que lo estás -le dije- pero las locuras y si son de amor, son maravillosas. Hay que hacerlas para no arrepentirse después de no haberlas hecho. Sabras al menos su tfno, la dirección, algo.
-No, no sé nada, solo sé que no me quiere.
-¿ Y si te da un ataque de ansiedad de esos que te dan con frecuencia. ¿Y si no aparece en el aeropuerto y te encuentras solo?
-Pues no sé, me atenderán supongo. Mi familia está preocupada.
- Yo también empiezo a preocuparme. No vayas, hazme caso y sobre todo no vayas tú solo. No tienes ni una garantía. Es mejor que le pagues el billete a España y que venga ella a verte si de verdad le interesas.
- Ya tengo comprado todo el viaje
-No sé para qué me preguntas entonces. Insito en que no vayas, hazme caso.

Me colgó muy disgustado e insite en que debo pedirle disculpas por tratrarlo como a un enfermo (lo es) por ponerle casi la camisa de fuerza, por intentar que vea sus limitaciones y aprenda a vivir con ellas, por intentar que tenga conciencia de enfermedad para poder sobrellevarla.

Fracaso es el término preciso y me rindo desde ya.

6 comentarios:

Genética Inexacta dijo...

Esto es complicado Bleti, ¿y si decide quedarse y al final se vuelve loco de verdad pensando que no hizo lo suficiente por aquella chica? Mira que las cosas que no se hacen son mu' perras y se quedan ahi pinchando y chinchando...esas si que terminan por volverte loco, lo de irse a un lugar a buscar a alguien de quien a penas sabes nada... eso es amor, simplemente.
La dignidad se recupera, las oportunidades pasan, sin más.

Besitos grandes

Bletisa dijo...

Pues que vaya Loída pero que no implique ni de lejos a personas que le quieren y saben de sus limitaciones en una decisión tan delirante.

Eso no es amor, es una tomadura de pelo inmensa como esas extensiones de pelo falso que te ponen por muy poco dinero en las peluquerías.

Joder, que le cuesta lo mismo ir que pagarle el viaje a esa señora que sin duda abusa de su inocencia, que le toma el pelo.
Tal vez me explique muy mal y me me rindo. Prefiero no saber nunca más nada.

★. pacokafka dijo...

Si se marchase sería motivado por una ficción, si se quedara sería motivado por otra ficción. No me cabe ninguna duda de que debe de darse la hostia -¡o los parabienes!!- él solito.

Loida lleva mucha razón, las cuentas pendientes te pueden de3jar enganchado de por vida y cegarte para ver otras historias nuevas. Preferible destapar el pastel (aunque no huela bien) a quedarte mirandolo.

Gabinete de pacokafka.

azote rojo dijo...

Pues yo soy el señor "enfermo" que dice Amparo y también soy el que mea mientras habla por telefono.Que pasa, alguna de las dos cosas es delito?Y si lo fueran que pasa?.Genetica es mas facil mandarte un correo que escribir en tu blog.Un beso a todos y en especial a Bleti y a Billy Mcgregor
ese "cazador de estrellas y palabras en la noche estrellada de la razón".

Bletisa dijo...

Pues a mí plín Kafka; que le den morcillas que le gustan mucho hala.
jjejeje.

Bletisa dijo...

Oiga, oiga señor...¿Y usted quien es señor rojo?