martes, 4 de noviembre de 2008

Crónicas para Emilio.


Hola Jaca.
Ya he vuelto aunque me habría gustado quedarme un poco más porque siempre me gusta quedarme un poco más o para siempre en Madrid.
Noviembre es un buen mes y las calles están llenas de gente y hay un montón de cosas que hacer y ver.
Allí no he notado la cacareada crisis y todos los baretos, los restaurantes y las tiendas a las que suelo ir estaban llenas. Tal vez fuera porque llovía o porque han adelantado rebajas hasta en los bares y te dan una cañita y tapa por 0,80 euros ,que no está mal y con tres o cuatro que te tomes te puedes saltar la comida y pasar directamente al postre y siesta, o a la siesta con postre, los más afortunados.

Yo quería volver a ver a La Cubana en el teatro Compac Gran Vía. Estos locos celebran sus 25 años con una obra muy simpática y sorprendente que se titula Cómeme el coco negro.
Me reí tanto cuando la vi que quise repetir pero la peña no estaba mucho por la labor y me mandaron a la porra. Te recomiendo que la veas si te acercas a Madrid.

Nos gusta ir en taxi a todas partes pero pagar doce o trece euros por una mínima carrera casi me parece reaccionario y amoral sobre todo después de ahorrar como locos buscando tabernuchas con la oferta de los 0,80 incluso cayendo en la bajeza de ir a Casa Parrondo aunque se coma muy bien y tener que ver a ese tipo que es igualito que Mauricio Colmenero ( el dueño del bar de la serie Aída) y que se hizo famoso por expulsar de su chiringuito a unas chicas lesbianas que se dieron un beso. Con lo bonito que es darse besos sean del sexo que sean.
El tal Parrondo es Asturiano y tiene el local todo lleno de animales disecados con ajos y cebollas colgándoles de los cuernos (me refiero a los de los animales) y banderas de España por todas partes entre fotografías de paisajes Asturianos preciosos y premios que le han concedido; muchas fotografías con personajes como Ana Botella o Rajoy o el mono Burgos o Coll o...yo qué sé.
Te llama señora todo el rato con voz de cañaleja para decirte que no tiene Riveras del Duero y que tienen que ser Riojas porque es el único vino que se sirve en esa casa ¿¿ehin??.
La insistencia de los míos en pedirle un Rivera del Duero en cada ronda con las consiguientes risitas, puso en peligró nuestra estancia allí aun sin ser lesbianos ni habernos besado.
Este hombre es impresentable con su bigote, su voz, su pelo engominado,con su delantal con la bandera de España (si, también ahí cerca de los h….os la lleva como si fuera suya) pero las tapas son estupendas y es de los de oferta.

¡Ay Jaca, hasta la dignidad y los valores pierde una por la crisis!

Mañana te cuento más. Besos y abrazos.

Siempre tuya.

Amparo.







2 comentarios:

dijo...

A mi me ha gustado mucho tu relato

Me he divertido tanto con lo que me cuentas...

Que bueno que te has divertido en Madrid

Abrazos

Bismark

víctor luis vergara dijo...

¡¡Un cañita y tapa por 0´80 euros en Madrid!!
Mañana cojo el AVE :))))

Espero aque mañana cuentes más.

Saludines.