miércoles, 5 de noviembre de 2008

Crónicas de Madrid para Jaca.II


Como te decía Emilio, nos gusta movernos es taxi pero el metro y el bus son mucho más baratos y además tiene el encanto de mezclarse con todo tipo de gentes.
El otro día en la linéa 1 que es la que me lleva desde mi casa en Pacífico hasta Sol miraba a un gupo de chicas jóvenes que llevaban libros en las manos y pañuelos en la cabeza.
Recordé una noticia de la televisión en la que unas muchachas parecidas a estas decían sentirse discriminadas por el hecho de llevar el pañuelo.
Según ellas aun a pesar de estar más preparadas académicamente que otros aspirantes a un puesto de trabajo eran rechazadas por el dichoso pañuelo .
No sé ni que decir sin que se me tache de racista o cualquier otro despropósito pero es que no tienen razón.
Hay puestos de trabajo y profesiones (como por ejemplo la mía, enfermería) que exigen uniforme. Hay miles de profesiones que exigen uniforme, muchas, muchísimas.

McDonald por ejemplo ( una de las empresa a las que ellas se referían) exige llevar una gorrita roja y decir gracias todo el rato por muy ridículo que parezca. Que tengas 25 carreras universitarias
no te exime de la gorrita de marras y hay que llevarla si quieres trabajar allí profeses el Islam o la religión que te salga del….. Es igual.
Si yo quiero ir a trabajar como enfermera a Irán por ejemplo, tendré que llevar el pañuelo y acepto o no acepto.
Pues que se apliquen el cuento.
No voy a entrar en la polémica de que si llevan el pañuelito asfixiante ( sólo ELLAS claro) por obligación o devoción pero que se adapten o que cojan el pindinguí (como decía mi abuela Amalia) y regresen a sus países.
La religión no es cuestión de pañuelos ni de burkas asfixiantes y debe llevarse por dentro exclusivamente y a callandas.
Nunca me han gustado los uniformes excepto en los colegios y por el único motivo de que sirve para que no se noten las diferencias sociales que marca la indumentaria y a veces la infancia entera para siempre.

Ya no te canso más.

Tuya siempre.
Amparo.

6 comentarios:

dijo...

Muy buena reflexion la tuya...

Coincido contigo en que la religion se lleva por dentro... y si es necesario portar un estandarte por fuera uno decide como hacerlo y como respetar su fe...

De igual forma coincido con lo de los uniformes en la escuela...

Abrazos

Ik

xiribita dijo...

Toc toc
se puede?
Pasaba por aqui...
bueno para ser exactos mejor decir que he venido expresamente a visitarte, tanto tiempo sin saber de ti y el mundo es un pañuelo por estos lares de Internet, nos encontramos, nos alejamos....
Ya te tengo en " favoritos" será un placer leerte, vi en las noticias lo que comentas del velo y pense exactamente igual que tu.
Madrid, tapas o pintxos como dirian en mi tierra,
calles llenas de gente,
ver a La Cubana...
mmmmm ¡ que envidia !
me encantaría pasar unos dias en Madrid, no muchos porque añoraria la isla,el mar, la tranquilidad...
Un abrazo cariñoso desde Mallorca

Bletisa dijo...

Gracias Ik. Todos los "animalitos del bosque" se adaptan a su medio a la perfección, claro que ellos tienen mucha más inteligencia vital. Y es que hay cosas a a las que hay que adapatarse o allá tú con las consecuencias. Te puedes morir de asco.
Un besito hasta Zihuatanejo.

Bletisa dijo...

Hola Marga, no sabes la alegría que me da verte. Peromato me pregunta muchas veces por tí.
Seguro que te ha soplado Jaca que ando por aquí.

Oye, lo de Madrid se solucionaba con una kddadita entre aquellas almas cántaras que inauguramos los chat. No estaría mal un finde en Madrid.
Un beso muy fuerte.

xiribita dijo...

Siiii Jaca lo comentó, pero por Bletisa no te reconocia.
Aysss Peromato,con tu permiso como no se por donde anda, le dejo aqui en tu espacio, pendiente de recoger un abrazote.
Lo de la kedada no estaria mal, estas segura que eramos almas cántaras? jajajajajaja
Besitossss

Bletisa dijo...

Yo sí Xiribita, lo era.