sábado, 10 de abril de 2010

OLVIDO GARCIA VALDES





Yo que me leo todas las cosas que pone El Bata en su blog y desde ahí me extiendo a otras y otras, he querido traer este recitado de Olvido, de su nuevo poemario. Viene  a colación, de una entrada que el Neorrabioso reproduce de una discusión sobre esta autora en Addisson de Witt.
  No voy a entrar en si me gusta el poema o no, o si recita bien o mal.
Quiero que os fijéis en el lenguaje de los gestos. Me ha hecho mucha gracia como mira con una mala uva muy descriptiva en contraste con su voz dulce o mejor dicho, triste o cabizbaja voz.
Tiene razón en su manifiesto enfado, porque no se puede leer poesía con esos ruidos de fondo. La poesía necesita  un mínimo de concentración para ser leída o escuchada.

8 comentarios:

carmensabes dijo...

Pobre mujer, resulta imposible enterarse del poema, con esos ruidos de fondo y ella con tono lastimero, tan ahogado en su frustración.
Sin voz, sin grito. Con sus ojos buscando el agravio, la rabia contenida en una imperceptible cuerda vocal.

Jose Zúñiga dijo...

No es que sea un buen video, pero tu siempre coges lo mejor de lo mejor, Ble. A mi gusto, claro.
Bs.

Bletisa dijo...

No sé Carmen, la cosa tiene pinta de colegio de párvulos y de verdad admiro el cabreo contenido de Olvido.
Ella es nada menos que Olvido García Valdés y da una lección de paciencia y de saber estar; sólo los gentos delatan su estado de ánimo.
Yo que soy mucho más visceral habría dado un puñetazo sobre la mesa con un airado "hasta luego lucas" por no decir "a tomar por culo" que queda muy feo y grosero.

Cuando alguien habla o canta, sea poesía o no, merece el silencio y ser oído.
Después ya puede venir el abucheo, el pataleo o los aplausos.
Antes o mientras, descalifica a los que escuchan.

Bletisa dijo...

Técnicamente no lo es pero me parece muy descriptivo.
Es buenísimo este video.

Un beso, maestro.

nuria dijo...

siempre hay muchas lecturas que hacer de un poema, yo escucho atentamente este poema y descubro con cuánta poesía describe algo tan incomprensible como el oído, es decir, lo vivo, la sangre en el oído... sus movimientos, su llegada al tímpano, como ese topo que trabaja galerías, y que compara con lo putrefacto, lo muerto, la tierra, esos ciegos olisqueando, que magnífica.... ahora lo meidto y pienso que puede que esos ruidos de fonde puedan hasta dar sentido a sus versos....

olvido es magníficaaaa

Bletisa dijo...

Por supuesto Nuria.
Seguramente hay tantas lecturas como lectores; Yo tengo la mía.
Yo aquí no hablo de eso, sólo hablo del lenguaje corporal, de la falta de respeto o de la fatalidad de leer en un sitio poco adecuado.
Te aseguro que estoy entrenada para asbtraerme pero no es de recibo tanta falta de respeto.
Otro día a lo mejor hablo de mi opinión de la poesía de Olvido. Es muy probable que coindidamos, o no.

Ignacio dijo...

Con semejante "acompañamiento" sólo caben dos opciones: Ir rapidito para acabar cuanto antes con la tortura, o pararse y esperar un mínimo de silencio y atención.
Porque así es imposible recitar nada y menos con calidad.
¡Qué mal lo tuvo que pasar!

Bletisa dijo...

Olvido tiene mucha escuela y se le nota.
-Gajes de mi oficio- pensaría.
Ser poeta es todo un oficio al fin y al cabo.