viernes, 23 de abril de 2010

Guerritas de chichinabo

Mi corazón, como el aire
que respiro veinte veces por minuto,
me habla en idiomas extraños
me habla lenguajes de locos,
irreverentes propuestas
de una guerra que no existe
entre tu sexo y el mío.

Yo soy mujer y tu hombre
y el instinto
sabio por naturaleza
insiste en relacionarnos.
Si yo asalto- por ejemplo-
a tu lengua con la mía
disfrazada de descuido,
me respondes con un beso interminable.
No hay batalla que ganar
si usamos como armamento
el arsenal de saliva que tenemos de reserva.
Nos sobra la munición en guerras de chichinabo

6 comentarios:

Gata dijo...

Wooow, vamos que nos vamos!! jeje
Tú pásalo bien q es lo q cuenta al final siempre, salga bien, o no salga o salga mal
muack

urbanoyhumano dijo...

Ble. Los lenguajes son definitivamente particulares. Incluso en la cama no se sabe lo que dice el otro.
Hacer el amor con recuersdos es el peor polvo.

Anónimo dijo...

Yo me apunto a esa guerra Ble vamos con lo ojos cerrados
Ka

Bletisa dijo...

Eres sabia Gata.

Bletisa dijo...

O el mejor Beatriz. Nunca se sabe donde está la virtud.

Bletisa dijo...

Pues a guerrear Ka
¿Cuando quedamos para una batallita? juasssssssss.