lunes, 11 de enero de 2010

LOS BANDOS DE POETAS.



Me resultan agotadores los eternos debates entre poetas. Siempre es el mismo rollo soltado de una manera o de otra dependiendo del bando que venga.

El poeta (además de ser poeta) es un ser humano gregario y no puede abstraerse a esa necesidad genética que tiene de asociarse, de sentirse parte de un grupo. Se asocia en movimientos literarios determinados, se posiciona en los diferentes bandos que encuentra a su paso dependiendo del grado de aceptación que tenga su poesía, o su idiosincrasia sobre todo cuando es muy joven y tierno.
Siempre ha habido bandos y éstos han querido poner a lo suyo un cartelito lo más original posible, lo más exclusivo posible.

Pero no nos engañemos con cantos de sirenas porque como en todo, la permanencia de un grupo en el tiempo y en la memoria colectiva lectora de la humanidad (cosa que pretende todo poeta que se precie de serlo) depende del poder económico y social que ostente, de la “FUERZA” con letras mayúsculas que tenga.
El tan manido Parnaso no está lleno de poetas solitariamente independientes, ni libres, ni únicos, sino por su condición de miembros de grupos poderosos en su momento de vida.

Y ahora como siempre, cada grupo intenta poner su cartelito y se habla de poesía de la verdad, de la experiencia y de vanguardias varias como si las hubiera de verdad. Tal vez las haya pero son sólo una herramienta y lo que de verdad importa a los poetas es publicar, ganar premios y ser reconocidos .
Lo demás son pamplinas utilizadas como un medio y ganas de debate hueco mientras la pobre poesía pasa desapercibida en las estantes de las librerías, de las escuelas. Los poetas no hacen nada ni lo harán porque están demasiado ocupados en querer sacar la cabeza y en sus seculares debates súper exclusivos y absurdamente endogámicos que no conducen a nada que no sea marear la perdiz.

21 comentarios:

soy el que soy dijo...

tan pura que se supone que es la poesía, tan elevada, tan sagrada, y mira nosotros, humanos y míseros, en fin

Jose Zúñiga dijo...

Yo no soy joven (aunque sí tierno), tal vez por eso no me apunto a bandería alguna. Si no lo hice antes (cierto: no me lo propuse), no lo voy a hacer ahora. El eclecticismo es mi bandera, sólo le pido al poema dos cosas: que lo sea (!!) y que no tenga faltas de ortografía, tildes incluidas. Y que me guste, claro.
Naturalmente, quiero que me lean; también quiero pasar a la posteridad, pero de eso ya se encargará mis herederos, que no me leen.

Chimpún.

Mercedes dijo...

¡Jesús! No dejas títere con cabeza. Lo cierto es que no te falta razón, también ocurre con otras disciplinas, como la novela, al final se trata de sacar la cabeza, cuando estés seguro de que no te la van a cortar, claro. Y ¿cómo la sacas? Con dinero y poder. Si pensamos por un momento, ¿cuántos famosos escritores eran "pijos"? Pues eso.
Me gustó tu manera desenfadada de contar una verdad.

Besos.

la palabra en cierne dijo...

Los poetas no necesitan agregación si sectarismo.

Voltios dijo...

mi bando es el de siempe, ya sabes ble, a mi bola, el mío, un abrazo.

Concha Vidal dijo...

Nada tiene qu ver mi respuesta con tu enorme pensamiento escrito.
Pero por favor ¿me puedes decir de una santisisima vez cómo demonios te dejan hacer esas "pintadas" en los bancos públicos sin decirte ni mú???
Yo también quiero.

Muaks.
Concha dixit.

víctor (gato) dijo...

Jaja, eres tremenda.

Madre mía!
"Sobre todo cuando se es muy joven y tierno", ja

Pero tocas un aspecto bastante inédito, o cuando menos obviado conscientemente cuando no ocultado; la importancia del poder económico y social para los escritores en el desarrollo de su carrera. ¡Madre mía!, destapas pústulas. Creo que llevas razón. Y personalmente prefiero no ahondar mucho en la herida, para no molestar a mis amistades. Pero eso es lo que hay y poco a poco irán cambiando las cosas, con el tiempo, como en todo.

Pero no nos prives de la salsa de los debates sobre poesía, jaja. No son más que catarsis al igual que la elección de un equipo de fútbol favorito. Una manera más de descargar sentimientos adversos de forma incruenta. Los poetas jóvenes contra los poetas viejos, los poetas currantes contra los poetas pijos -o intelectuales-, los poetas revolucionarios contra los poetas reaccionarios -o más adheridos a la tradición-, etc ... Es la vieja historia de siempre, e inevitable, jeje. Yo me también me considero ecléctico como el maestro ZU, pero me lo paso de puta madre con estos debates, porque también salen muchas cosas adyacentes que de otra forma permanecerían ocultas. Y por descontado, favorecen el intercambio y el conocimiento mutuo.
Una vez, después de haber debatido contra una de las tesis de BATANIA, le escribí un correo diciéndole que no se preocupara por la posición que yo había tomado, porque lo que en realidad me gusta es -el debatir en sí mismo-, puesto que hace pensar y sacar a flote muchos aspectos interesantes. De tal manera que incluso, ahora, me encontraba en disposición de reemprender el mismo debate pero situándome en el bando contrario, jajaja Cosas mías.
Creo que todos estos entretenimientos son interesantes si los hacemos de una manera lúdica, sin infringirnos heridas, sin hacer uso de la mala leche tal como hemos visto a lo largo de la Historia en señalados poetas.

UN BESO, señora. A sus pies.

Bletisa dijo...

Creo Santi que la poesía no es tan elevada ni tan pura aunque lo pretenda la pobre.
Al fin y al cabo es producto de los sentimientos humanos y en ello lleva su cruz.

Bletisa dijo...

Bueno tu ya sabes que yo si soy joven y tierna y aún así no me apunto a nada y a todas partes, porque me gusta más andar a mi bola.
No se puede ser ecléptico maestro Zú y lo sabes.
Un poema,debería serlo siempre, tienes razón, y a ser posible sin faltas de ortografía.
Pero incluso las faltas se pueden corregir.
Yo me harto de leer poemas que no son poemas y que dicen serlo, pero claro a lo mejor es que hay que cambiar la ídea o la definición de lo que es un poema o pesía y luego asumirlo e interiorizarlo.
No sé si me quedará vida "pá" tanto.

Oye, por cierto ¿qué se hace en la posteridad?.
Es por saber...

Bletisa dijo...

Pero si esto es solo un esbozo del pululeo, Mercedes: Todos los títeres están con sus cabezas.
En lo que sí tienes razón es en que pasa en todas las modalidades de escritura y es que no he visto una colectivo menos corporativista que el literario. Lo de los poetas ya se sale.
Es increible.

Gracias por venir.

víctor (gato) dijo...

-Oye, por cierto ¿qué se hace en la posteridad?.
Es por saber...-

jajajaja, ¡madre mía! es la pregunta más inteligente que he oido en años.
Joer, vivir para ver.

*(mi respeto y mi cariño a Zúñiga, por supuesto, siempre)

Jose Zúñiga dijo...

Jovial Ble, Victor, como creo que yo ya estoy en la posteridad puedo contestaros: en la posteridad se hace exactamente lo que estamos haciendo. Y no se vive mal, aunque tal vez prefiera la anterioridad. no lo tengo claro.
Desde este post, carpe diem ;)

Bletisa dijo...

Pues lo que decía arriba, nena.
Un poco de corporativismo sano no vendría mal, digo yo.

Bletisa dijo...

Te creo Angel, a tí te creo.

Un beso.

Bletisa dijo...

Porque me pasa lo que a Bata Vidal, tengo enchufe con la pasma.

chuiccc.

Bletisa dijo...

Sí, es que discutir es un ejercicio sanísimo para conservar la salud mental y hasta físico si se tercian unas hostias ajajja.
No, es broma.

El despunte en poesía va unido al poder económico directa o indirectamente como todo lo demás.
Tú mira uno por uno a los poetas consagrados y luego hablamos.
Hasta mi Miguel Hernández tuvo que arrimarse

Bletisa dijo...

Víctor: Nos acaba de contestar el maestro Pepe Zú desde la posteridad (eso dice porque presume de años y vamos a dejar que se lo crea) y en resumen dice que carpe diem.
Sus sabias palabras son escuela para mí.
Si en la posteridad se hace lo mismo que aquí, no sé tú pero yo me quedo aquí y en este ahora porque más vale pájaro en mano que ciento volando

víctor (gato) dijo...

Eso, eso, a Ángel sí le crees.
¡Estamos buenos!

UN ABRAZO, ÁNGEL.

Bletisa dijo...

Si, si, a Angel le creo porque él cree de verdad lo que dice y yo tengo un octavo sentido para detectar la sinceridad y la integridad.

No seas envidioso miauu, a ti te creeeré otro día, bonito.
Ven que te rasque un poco mientras tanto.

Giovanni-Collazos dijo...

Detesto las endogamias... sabía que era algo que existía, pero ultimamente lo he visto de cerca. Para mi todos los poetas se merecen mi respeto y lo mejor es mezclarse, desarrollarse con las aportaciones de uno y otros, si es que te aportan algo.
Y es verdad que tampoco vale decir que uno se hace solo o que no pertenece a ningún grupo. En algún momento nos arrimamos a ciertos sectores o grupos.
Admito y es de conocimiento que estuve en un grupo poético, pero me fui alejando poco a poco, después de un año muy intenso, lleno de recitales y proyectos colectivos que no vieron la luz, porque al final uno siempre va a lo suyo. Es lo que hay. Lo bueno de este grupo poético es que ninguno tenía el mismo estilo, todos eramos diferentes a la hora de escribir e incluso éramos de diversos paises y ciudades. Sólo nos unia la pasión por la poesía.
Ahora voy caminando solo con mi poesía, pero me gusta seguir conversando con todos. El poeta también es un animal social, aunque pase la mayor parte del tiempo, en penumbras.

Mi bando es la poesía, haga la que haga o venga de quien venga.

Abrazos.

Gio.

Giovanni-Collazos dijo...

A, perdón, lo más importante que de ese grupo tengo muy buenos amigos y eso me importa más.

Gio.