lunes, 22 de febrero de 2010

DESPACIO




















No es mi soledad ningún misterio.


Me voy acostumbrando a su presencia

como a mi mismo nombre

o al ruido en el zaguán de la veleta.

Todo ocurre despacio, goteando,

como ese canalón que pintado de verde

chorrea todo el agua de la niebla.


( la veleta es una imagen de La Gobierna,
que representa la defensa de
una de las entradas a la ciudad de Zamora)

5 comentarios:

Adolfo Payés dijo...

EN esa solead escribes tus maravillosos versos.. que ns acarician la mañana..

Bellos


Un abrazo
Saludos fraternos..

azote rojo dijo...

Es un poema tan bello que me da ganas de llorar

María Socorro Luis dijo...

La soledad a vaces, es una agradable compañera.

Gusto en saludarte, Ble. Y un beso hasta "la bien cercada"

Soco

La paciente nº 24 dijo...

A cuentagotas, como un suero.

[La agradecida soy yo porque comentes y leas...y por leerte]

víctor (gato estepario) dijo...

La soledad es una compañera que, de vez en cuando se toma sus vacaciones, pero que siempre regresa. Es de las pocas cosas que no son coyunturales y efímeras, que nos guardan fidelidad perpetua, y esto hay que agradecerlo jeje.
PRECIOSO POEMA.

Un beso con ronroneo. miauuuuuu