viernes, 1 de octubre de 2010

Prioridades.

Si tuviera que nombrar sólo diez cosas

te nombraría a ti, a mí, al cielo, al aire

a mis hijos y a los hijos de mis hijos

Si sólo fueran cinco

te nombraría a ti, a mí y a mis hijos

Si sólo fueran dos, a ti y a mí.

Si sólo fuera una, solo al cielo nombraría,

a este cielo con su luz

que es el principio y el fin

de casi todas las cosas necesarias.

Si no pudiera nombrar ninguna cosa

sólo su luz nombraría con mis ojos.

7 comentarios:

estrella dijo...

Hola Bletisa!!
Sólo nombraría a la vida,porque en ella estamos todos,al aire que respiramos,al viento que nos lleva y nos trae,al cielo que nos protege..

Un beso,me ha gustado mucho!

Jacarero dijo...

Teneis.... ruach HaShem

víctor (el gato estepario) dijo...

Tus dos últimos textos me gustan mucho. Especialmente éste me gusta:
-cómo está escrito,
-cómo lo has desarrollado
-y me gusta el contenido porque coincido con él.
Me gustan mucho los poemas escritos de forma atemporal. Es decir, que no estén ubicados y por tanto puedan servir para cualquier punto geográfico y tiempos venideros.
Tiene sorpresa y para mí también es importante que cualquier texto tenga sorpresa. A medida que leía me iba preguntando cómo lo ibas a acabar, cuál iba a ser tu última elección. La costumbre nos lleva a esperar otro final. Tu final es nuevo, real y hermoso.
La luz también me es indispensable y en ese último instante seré felíz llevandome en la retina luces que me han sido muy importante.

Te felicito, de verdad. Me ha gustado mucho.

Bs

Bletisa dijo...

Yo algunas cosas más nombraría si me dejan.

Un beso Estrella y gracias por venir.

Bletisa dijo...

Te tengo hasta a tí algunas veces y es un honor Emilio.
Un beso bien fuerte.

Bletisa dijo...

Sigo creyendo que lo más importante de un poema es le emoción negativa o positiva que depierta.
Es estupendo si la despierta en cualquiera que no sea el autor pero sobre todo en el autor.
He llegado a la conclusión de que todo nos puede faltar pero nunca la luz del cielo, Gato. Es impresdindible porque es nosotros mismos, lo que somos al fin y al cabo queramos o no.

Te mando un montón de besos porque mi blog no sería igual sin tí.
Me gusta mucho que estés en mis cosas pero no se lo digas a nadie por si me llaman ñoña y esas cosas.

Carmen dijo...

Qué precioso, Amparo...