sábado, 31 de julio de 2010

ALGUNOS POETAS

no acudiremos nunca a ese festín de buitres.


La carne está podrida y no nos sientan bien

ni siquiera en su jugo los gusanos tragones.

Nos gusta más la fruta por ácida que sea,

la hierba que jalona con pocas pretensiones

una vereda angosta pero llena de luz.

Somos más bien frugales,

ascetas sin aplausos que beben y copulan

con quien les da la gana.

Somos insoportables seres de levedad

sin golpes en el pecho ni aspavientos

y hacemos y decimos grandes barbaridades,

y hasta nos suicidamos de frente y de perfil,

y de soslayo a veces

si la luz es propicia y favorece el ego.

Nos lo tragamos todo:

el cava con Rimbaud, la cerveza con Víctor

un tinto de garrafa con el maestro Zú

y un chacolí con Bata si se nos pone a tiro.

Después nos despertamos en brazos de Morfeo

llevando bajo el brazo inmensos poemarios

de Lorca, de Neruda, de Claúdio, de Salinas

y damos media vuelta para seguir soñando.



Esto no es más que una impronta, un rebote
visceral a vuelapluma de los míos, secundario a la lectura
del anterior poema
  Ruego que sepan disculpar la mala uva que se me pone.

12 comentarios:

santiago tena dijo...

Igual que la envidia, dicen, es el pecado nacional de España, probablemente el pecado gremial de los poetas sea la vanidad, ¿no crees?
Un beso, me da cariño que te acuerdes de mí :)

La abuela frescotona dijo...

En estas letras vi toda la bohemia que rodea la inspiración de los genios, hermoso escrito..
dejo mi abrazo para ti Bletisa

Neorrabioso dijo...

Muy bueno, Bletisa, porque supongo que es un contrapoema a uno que me he leído por ahí.

(Pero a mí el chacolí me gusta poco; mejor una mahou).

Abrazos.

Hasta pronto.

pecadocapital79 dijo...

A mi me gusta tu mala uva (asi en la distancia supongo) cada vez que te enfades escribe hay que tienes lector asegurado.

Siempre tan acida, un placer.

Bletisa dijo...

Sin duda alguna Tena y además el corporativismo es algo desconido entre poetas. Vamos que ni idea tienen.

Ah y por cierto, yo nunca olvido a la gente interesante.

Bletisa dijo...

Gracias Frescotona.
Más bohemia haría falta.

Un beso para ti.

Bletisa dijo...

Si, es que me cansan ya los argumentos por muy poéticos que sean, que se usan para denostar a otro "tipo" de poetas y de poesía.
No terninan de entender que cada uno hace y dice lo que le da la gana.
Todo son maneras de vivir, todo es poesía y nadie tiene la exclusividad ni la bondad absoluta en nada.

Una Mohou fresquita para tí. Gracias por venir.

Bletisa dijo...

Pero si sólo son rebotes Ernesto y visceralidad que tendría que contener.
No soy ácida jeje, soy dulcita pero sin almibarar,,,,,eso sí.

Un abrazo.

Jose Zúñiga dijo...

¿Y cómo se me había pasado esta jodida (perdón) joya? ¿Acidez tú, la piedra con corazón de ave? ¿La la leche dónde? Es cierto, todo cierto, a más de un poema que me gusta.
Aunque no sé si soy cogmpatible con el vino de garragfa, que égse sí que me da agcidez.
Un beso, Ble, no cambies porfa.

víctor (el gato estepario) dijo...

¡¡Qué hermoso poema!, ¡cuánta verdad!! Me he quedao sin aire y después con hipo.
¡Qué me ha gustado eso de! :



ascetas sin aplausos que beben y copulan

con quien les da la gana.

Somos insoportables seres de levedad

sin golpes en el pecho ni aspavientos

y hacemos y decimos grandes barbaridades,

y hasta nos suicidamos de frente y de perfil,
...................................



Viscerales, si, con el corazón siempre por delante, suicidándonos en cada palabra aunque después haya que pedir perdón, pero frescos como frutas.
Yo le cambio a Batania su txacolí y a Zú su tinto garrafón y a Rimbaud también su cava si quiere, hasta caer redondo al suelo, jaja


UN BESO LADY

Bletisa dijo...

Eso digo yo. ¿Como se te puede pasar tan bellooooo poema maestro Zú?
El garrafón no es rico tienes razón.
Me gusta mucho el vino sobre todo el de LA RIOJA y el Ribera del Duero.
Cuando quieras te mando una botellitas pá brindar por la poesía.

Bletisa dijo...

Es bellooooo sin duda Gato jajajaja.
¿Y el de Vicente que nadie dice nada y es más bueno?

A ver si un día caemos redondos o cuadraos de tanto beber y de tanto todo para que digan con razón que estamos desnaturalizados del todo jajaja.
Claro que te advierto que los poetas menos convencionales (yo también lo soy) beben, bebemos, como auténtticos cosacos en ocasiones y claro luego decimos lo que decimos.
en fin....
Un beso miau.