jueves, 25 de diciembre de 2008

Pelis de risa

Hoy leía en el patio de Nessum http://elpatiodenessun.blogspot.com/ cosas que cuenta de su abuelo y de aquellos cines de sesión continua que no lo eran tanto porque sólo ponían dos pelis y te largaban a la calle.
En el de mi barrio el acomododar que estaba siempre atento y nos conocía demasiado nos largaba a las ocho tánto si se había acabado la peli como si no. A casa, nos decía sin contemplaciones y como teníamos diez o doce años pues obedeciamos porque era la autoridad de la sala.
Recuerdo con especial cariño las películas de Louis de Funés ( defunes decíamos) porque me reía muchísimo con aquel gendarme, o Rabino y los exagerados gestos que hacía. Eran fáciles para los niños y llenas de enredos graciosos. Me sigue gustando y ahora las pirateo y me las bajo.
Puede parecer imposible pero cosas como estas me hacían pasar tardes enteras de risa amplia y fácil. Y todavía me río.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Ángeles de lágrimas,
derrame de plumas:
copos de nieve
que entierran
suavemente
recónditos
valles.

Nessun dijo...

Que divertidas eran y que rico el pan con chocolate. No creo que cualquier tiempo pasado fuese mejor, pero fue el nuestro y nada lograra arrancarlo de nuestras entrañas. Recuerdos, sangre,lagrimas y por supuesto un monton de risas tontas y jocosas.

Bismark dijo...

Que chido es recordar...

El cine y su magia, aqui venian unos ambulantes con su cine de viejas peliculas, yo solo le veía de lejos, porque en tv estaba todo lo que había por ver.

Recordar...

Bletisa dijo...

Si Nessun, mi madre compraba La Campana del Gorriaga que debía ser barato y estaba muy rico. Los niños de entonces no éramos tan selectivos y una onza de chocolate era una delicia, una sonrisa grande como las que nos proporcionaban esas pelis de sesión continua.
Feliz año nuevo para tí y para tu patio.

Anónimo dijo...

¡¡¡ No me puedo creer que hasta en el "defunes" estemos de aucerdo, recuerdo una vez viendo una de sus pelis me reí tanto, tanto, que no pude terminar de ver el final.
Concha dixit.