lunes, 17 de octubre de 2011

Ya no quiero volver.

Se me han puesto de espalda los motivos

y el corazón me duele

cómo a un adolescente

cuando le dicen no, ya no te quiero.



Es un esfuerzo inútil y herido por cristales

el camino de vuelta.



El sol sigue brillando y mirando de frente.

Voy a seguir su estela de momento.

Lo mismo cualquier día se me serena el alma

y vuelvo la cabeza y los pies del revés

y vuelvo a sonreírte cómo siempre.

Tan generosamente cómo siempre.

21 comentarios:

tomas rivero dijo...

La próxima vez quedamos en Conil, y te pongo una cerveza en mi patio, lleno de luz y mar, junto al jazmín. Ahora la luz entra de frente y te lame las mejillas.
Besos.

Discurso Bravo dijo...

Volver nunca se vuelve,
quizas de desanda el camino,
o se llega por otro camino diferente,
a un lugar donde ya estuvimos.

Ojala tu dolor sea solo poesia!

Jorge Lemoine y Bosshardt dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Bletisa dijo...

Será un placer conocerte y tu patio lleno de mar y de luz.

Un beso, Tomás.

Bletisa dijo...

Todo pasa, Discurso Bravo.

Gracias por leer mis cosas.

Bletisa dijo...

Jorge, tengo que borrar las cosas que me pones.
No merezco ése trato.

Jorge Lemoine y Bosshardt dijo...

Aclará que soy el único poeta de Internet que está en la Biblioteca del Congreso de Estados Unidos, miserable sirvienta cretina. Establecé las diferencias, el nivel, porque una verdad a medias es la peor de las mentiras. Establecé el nivel, carajo, la diferencia con el resto de todos los demás gusanos.

Jorge Lemoine y Bosshardt dijo...

La gran inocente difamadora, la enfermerita.

estrella dijo...

Hola Bleti!!

Tú siempre eres generosa y repartes sonrisas.
Cariño,quédate con lo bueno,siempre!!

Gracias,gracias por venir a verme,me alegró mucho!!

Un fuerte abrazo y una sonrisa con todo mi cariño!!!

Jorge Lemoine y Bosshardt dijo...

Difamadora y provocadora como ella sola la enfermerita.

Jorge Lemoine y Bosshardt dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Bletisa dijo...

Ya vale.....

Jorge Lemoine y Bosshardt dijo...

El que no vale para nada, para enfermero vale.

¿Por qué no estudiás dos años más y te recibís de barrendera? Enfermera ya sos.

Jorge Lemoine y Bosshardt dijo...

Aclará que los gusanos cuerdos no está ninguno en la Biblioteca del Congreso de Estados Unidos. Ni uno. No está ninguno.

Cuerda prostituida.


Decía que las mujeres no son cuerdas y se ahorcó con una.

Jorge Lemoine y Bosshardt dijo...

No corresponde, no cabe tratar de enfermo a Panero, únicamente una sirvienta estúpida como vos.

Bletisa dijo...

Jorge,yo sé que eres un poeta especial, un gran maestro entre maestros y que lo único que hiciste fue recopilar y recopilar poemitas sin importancia de montones de autores y ponerles tu nombre.
Agradecimiento te deben todos ellos. Agradecimiento y nada más que agradecimiento al gran maestro que llevas dentro y que eres.

Abrazos que ya sabes que te quiero mucho....ah y deja de insultarme ya otra temporadilla, jejeje.

Con tu permiso, paso a borrar todos los comentarios que me has dejado con insultos.

Bletisa dijo...

Bueno, alguno dejo porque la verdad es que me haces reir cuando te enfadas tanto, Jorge.

Si sabes que te adoro y que te admiro. Ainnnssss. ¡Uf!

Manuel Martínez Barcia dijo...

Me encanta este principio de intenciones de ida y vuelta, Blé.

... Y tu infinita paciencia con los locos redomados de violento desatar. ¿Verdad copioLemoine?

Un beso

Bletisa dijo...

Es que Jorge es de ída y vuelta cómo lo somos todos, Manuel.
Es cierto que le aprecio mucho y que son años ya soportando sus enfados y sus insultos a la mínima de cambio.
Te confieso que me gusta mucho, mucho.

Ahhhhhh y quiero aclarar que Jorgeee es el único poeta que Está en la biblioteca de los EE.UU.


Copió todo de todo porque le gustó.
¡Ea!


Un beso Manuel, un beso.

Manuel Martínez Barcia dijo...

No, si ya te entiendo, Ble, ya te entiendo.

Yo también lo quiero, pero como me quitaron el instinto maternal a golpe de patadas en los oeufs, pues resulta que no podría ser su madre aunque quisiera, y mucho menos su padre, razónes biológicas de edad me lo impiden, amén de otras que prefiero ignorar.

Y queda lo de hermano, putativo aunque sea... pero es que me contaron la historia de Caín y cómo le arrancaron la sonrísa al bueno de Abel, a mano con quijada...

Casi prefiero la coz inicial, uno desconfía del siniestro alrededor con menos apetencia sexual, incluso con menos miramientos al escote de verano de lo que es habitual.

Pero siempre te queda el placer de sonreír aunque sea leyendo versos robados en poemas de mentira que la mente de un niño decidió fuera palabra de Dios, y a fe que consiguió ser mito-copiatodo en el Averno...


Pues eso, tu poema es precioso, sí.

Un beso

Bletisa dijo...

No sé si me entiendes del todo manuel.
Pámíquéno....

Besos.