miércoles, 26 de octubre de 2011

Mi patio por barrer y yo con estos pelos. Poema.

Suave, lisa,

avanzaba de espalda a la tristeza.

Apareciste tú tan sonriente:

Otro tonto a la vista

que lo ignoraba todo como yo.

No había más remedio que quererte

y te amé desesperadamente por si acaso.

3 comentarios:

estrella dijo...

Hola Bleti!!
Primero me río con este título de "Maruja total",jaja!!
Para luego ponerme seria y leer tan sincero poema,me ha gustado!!,es hermoso cuando te sonríen y devuelves la sonrisa,es así de sencillo,todo un comienzo entre dos personas.

Ya me gustaría que te dieses una vueltecita por aquí,creo que es sólo cuestión de tiempo,que algún día nos conozcamos...tengamos paciencia!!
Mientras tanto te sigo dando un fuerte abrazo por aquí.
Dale muchos ánimos a tu hijo!!

María Socorro Luis dijo...

Ir de espalda a la tristeza, y amar desesperadamente, siempre es estupendo.

Sencillamente hermoso, tu poema.

Besos.

eloy dijo...

Ironía, la justa, ternura, la necesaria, y una gota de humor después del desayuno.
Me gustó (ya venía predispuesto al leer el título)

besos feroces