viernes, 21 de octubre de 2011

Mi niño Víctor y Gloria Fuertes

Hace poco me reuní con Dolors Alberola y con su amor Domingo F. Faíldez en Jeréz.
  Buscaba un poema suyo recitado por mí para subirlo y al buscar, me topé con mi niño leyendo a Gloria Fuertes.
Era muy pequeñín.
Otro dia pongo uno de Dolors


11 comentarios:

José Antonio Fernández dijo...

¡Qué maravilla! Me encantó.

Bletisa dijo...

Bueno , era muy chiquitito y empezaba a leer.
Gracias José Antonio por escuchar.

Jorge Lemoine y Bosshardt dijo...

¿Vos decís que sos mi amiga y que me querés? ¿Por qué me seguís difamando y cada vez más?

VICTOR GATO dijo...

¿Sabes una cosa?, a nosotros los andaluces, como hablamos a nuestra manera, nos hace mucha gracia y nos causa mucha admiración cuando escuchamos a un niño pequeño pronunciando tan correctamente como si fuera un adulto en miniatura, jjj
Sólo puedo decir que me encantaría ser el Victor pequeño, tu sobrino, me cambiaría. Dan ganas de darle muchos besos, dale uno de mi parte (bueno, creo que dices que ya ha crecido, jjjj).

estrella dijo...

Ay,qué lindo Bleti!!!!!
Estaría para comérselo!!! y qué bien pronunciaba!!!

Gracias enormes,amiga mía,por venir a dejar tus palabras,quién sabe!!,quizás algún día nos demos este abrazo,en carne y hueso!!
De momento te lo dejo,con el corazón!!
Un abrazo!!!!!!!

Jorge Lemoine y Bosshardt dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Jorge Lemoine y Bosshardt dijo...

Me invitó a su casa y como no fui me difama la puta, Amparo.

Jorge Lemoine y Bosshardt dijo...

Sos muy fea, por eso no fui, sos una cacatúa.

Jorge Lemoine y Bosshardt dijo...

No tengo defensa contra la analfabeta, Amparo.

Bletisa dijo...

Sí gato, ya ha crecido un poquito, tiene nueve años.
Yo también me cambiaría por él una temporadita, larga, larga.

Un beso.

Bletisa dijo...

Jorge, mira.
He borrado nada más los comentarios repetidos esta vez.
Re tejo decir cómo puedes ver.

Mi gran paciencia es un rasgo de mi carácter, y no es fácil sacarme de quicio ni alterarme, pero si te empeñas en decir cosas raras y en insultarme continuamente, borraré todos los comentarios que pongas.


Ter propongo que escribas, que seas feliz haciéndolo y así podremos leerte y disfrutarte.
No te empeñes en ser un tocapelotas voludo, como dirías tú.

Un beso.