jueves, 18 de noviembre de 2010

UN POEMA DE AMOR plagado de asonancias

Me gusta la medida exacta de tus ojos

y de tus largas piernas, de tus manos,

cuando en la madrugada se enredan en las mías.

Me gustan tus silencios aunque a veces me pesen

como un tablón de acero sobre el alma.

Y es que me sobrepasan las medidas que tengo.

Ten-go- que- re- me-dir-me, buscar la perspectiva,

usar el difumino sin miedo a equivocarme

la goma de borrar sin ningún miedo

y dibujar- me encima con trazos más ligeros

más sobrios, sin pensar si quedará una huella.

Dejar al sentimiento metido en un cajón

cerrado a cal y canto bajo llaves mutistas.

Re- dibujar serena de nuevo las distancias

que van desde tu alma hasta la mía.





A tí a quien tanto quiero.

4 comentarios:

Julio dijo...

¿Asonancias? ¿Dónde? La lectura no te deja distraerte buscando ninguna asonancia. Es lo bueno de un poema; cuando sólo atiendes a la lectura y no tienes tiempo de pensar en cómo está escrito.
Salud.

ufff43 -Luisa Navarrete dijo...

aunque en un cajón los encierres ...... se escapan los cabroncetes ..... si son de verdad claro


ps aso que?

estrella dijo...

Hola Bletisa!!
Es difícil guardar los sentimientos,complicado "re-medirte",una es tal como es y los demás nos tienen que querer así.

Un abrazo

María Socorro Luis dijo...

Cómo es que se me había pasado este tu poema?...
Es un encanto. Muy de mi gusto(como tú dirías),
En mi humilde criterio, lo veo perfecto , tanto en la forma como en el contenido.Ingenioso y tierno y dulce.

Y fíjate, tengo uno parecido, ya lo verás.y a mí me gustan mis poemas

Muchos besos.