martes, 23 de noviembre de 2010

MEA CULPA.

Y decidí asfixiarla.

romperle la garganta con dos dedos

para que no gritara.

No pude consentir su voz aguda

profanando sus versos

en diez tonos más altos

que las olas del mar.

14 comentarios:

Jose Zúñiga dijo...

Yo hubiera hecho lo mismo, Ble.

Ignacio dijo...

Tremendo. Pero ¿a quien se lo dices...? Ya imagino.

Un beso, más bien de barítono.

ufff43 -Luisa Navarrete dijo...

Olé !

Adolfo González dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
EL GATO ESTEPARIO -víctor- dijo...

O era una garganta demasiado frágil, o la fortaleza de tus dedos es de mucho temer.

Sea lo que fuere no te culpes. Lo hecho hecho está.
Tremendo.

muacs

Bletisa dijo...

Claro, porque eres muy sabio, Zú.

Un beso.

Bletisa dijo...

No hay un quien Ignacio, hay un qué.
Gracias por venir.

Ah y sí, va bien con tu físico una voz de barítono.

Bletisa dijo...

Un beso Luisa.

Bletisa dijo...

Era frágil, sí, y demasiado aguda.
Había que matarla ajajjajaa.

En fin Gato...que no es tan tremendo

Bletisa dijo...

Haces bien en suprimir la entrada porque de otro modo pensarían que estás peor que yo.
¿En sueños? ......ni así podría ser yo tu asesina, amigo.
Soy más serena de lo que puedo parecer a veces aquí. Hazme caso

Enfero Carulo dijo...

Qué belleza Amparo...
Con la concisión se consiguen auténticas sublimaciones... ffff

Gracias

arguellesacero dijo...

Hace poco inventé un poema titulado igual. Mi culpa, sin embargo, meaba en un sucio váter.

Besos.

(Urbana humana)

Bletisa dijo...

Gracias por venir enfero. Me alegra verte.

Bletisa dijo...

Hola Beatriz.
Perdona el despiste es que soy un desastre.

Un beso.