domingo, 19 de septiembre de 2010

Cachis la mar, qué pena.

El imbecil del Cascos diciendo con sorna  y desprecio una y otra vez: Señor  diputado, señor diputado, señor diputado
   Los imbeciles de siempre con sus risitas de desprecio  y el gran Labordeta , mándandolos a la mierda alto y claro.
    Me resultaba muy simpático este señor y este momento es de los mejores que se han vivido en el Parlamento. Genial.
    Fijaros en como mueve José antonio la mano dentro del pantalón. Denota gran nerviosismo e impaciencia por contestar......y contestó. Juassssssssssssss.

13 comentarios:

Voy de anónimo. Tengo cita en psiquiatría... dijo...

Si, amiga, je, je, entrañable.

uN BESO.

pacokafka dijo...

también es un gran poeta.


saludos desde la taberna del crápula.

Bletisa dijo...

Sí Anónimo, lo era.

Bletisa dijo...

Y cantautor y muchas cosas más. Un artista.

Rivero dijo...

Con el paso del tiempo, me da la sensación de que los librepensadores van dejando de ocupar los puestos de gobernación y dejan paso a la calaña política que los reemplaza sin remedio.

Una verdadera lástima lo del señor Labordeta. Un saludo a todos ^^.

Rivero.

Ignacio dijo...

Pues ya ves Bletisa, sí que es una pena. Aquí, en Zaragoza, le veíamos mucho, pues siempre ha sido muy accesible, y siempre amable. Jamás decía que no cuando le llamaban para cantar de cualquier pueblo perdido, o cualquier instituto, lo que fuera. Y, ¡claro! se hacía querer.

Y ahora un verso suyo:

"Somos, como esos viejos árboles..."


Un beso triste

Jose Zúñiga dijo...

Ahí, Ble.

víctor (el gato estepario) dijo...

- "Habrá un día
en que todos
al levantar la vista,
veremos una tierra
que ponga libertad."


- ESPAÑA EN UNA MOCHILA.


Me acabo de enterar ahora.
¿Qué se le va a hacer?
Un abrazo a todos sus paisanos.

Bletisa dijo...

Los librepensadores no quieren estar atados a partidos y consignas y claro, se van y no me extraña.
Gracias por pasarte por aquí Rivero.

Bletisa dijo...

¿Sabes lo que más pena me da? El recuerdo de sus últimos días, enfermo y deteriorado.
Ojalá no lo hubiera visto así para quedarme con el recuerdo de sus canciones, de su fuerza, de como decía en el poema que acabo de colgar
"hablo y hablo y nunca sé por qué guardar silencio"
Me encantaba oirle.
Un beso Ignacio

Bletisa dijo...

Cachis Zú.

Bletisa dijo...

A la gente de mi edad nos encantan los cantautores Gato.
Yo le recordaré siempre por serlo, por lo que decía y cómo lo decía.
Hoy me emociona más si cabe que nunca, verlo cantar con su cachirulo al cuello su canto a la libertad.

Pero bueno, es que soy muy mayor y no siempre tuvimos tanta como ahora.
No quiero ser abuela cebolleta.

Muaccc gatín, un beso.

fcaro dijo...

Gracias Amparo. te agradezco el recuerdo del instante. Creí que era más cercano en el tiempo. ¡Qué desastre que la muerte visite a la buena gente!