jueves, 9 de septiembre de 2010

AQUI PAZ Y DESPUÉS GLORIA

Se está montando parda con el asunto de los integristas Islámicos que también pretenden en España crear brigadas de observación y seguimiento para mantener (según ellos) las buenas costumbres y cumplimiento de los mandatos de El Corán.
Empiezan (cómo no) por prohibir a las mujeres quitarse el velo ése de nombre raro que debe cubrirlas y el intento de que no puedan acceder a la educación y cultura.
Mientras tanto salen encuestas sobre el antisemitismo de los Españoles debido a su política en Israel y el conflicto que cuece y recuece en Oriente Medio. Se habla en todas partes de la decisión del gobierno Francés de expulsar masivamente a los gitanos Rumanos que no dispongan de permisos de trabajo sobre todo porque se dedican (exactamente igual que en España) a la mendicidad y al robo como medio de vida.
Por otro lado en EEUU un “pastor” de no sé qué ovejas, quiere quemar ejemplares de El Corán en el aniversario del 11 S mientras que otros quieren levantar una mezquita en la zona 0.
Es todo una locura con mil frentes abiertos que desembocará en conflictos y más conflictos.
Procuro no pronunciarme en temas de extranjería sobre todo porque considero que la mayoría de gente que viene a España (por poner un ejemplo) lo hace con la intención lícita de vivir mejor, de labrarse un futuro al que tiene derecho. Hasta ahí estupendo.
Lo que ya no consiento es que cómo si tuviéramos poco con nuestros delincuentes, con nuestros particulares Torquemadas a los que hacemos al fin pedorretas, con nuestros propios intransigentes, para tener encima que aguantar a los de los vecinos por muy comunitarios que seamos, por muy demócratas que seamos, por muy políticamente correctos que queramos ser.
No, no; que cada palo aguante su vela o cómo se dice en Murcia, que cada perrito se lama su pijito. En nada, no tendremos ni tantos palos para mantener velas ni lenguas para lamer tantos pijitos ajenos.
Así que cada uno a su casa y nuestros particulares dioses en la de todos y aquí paz y después gloria.

10 comentarios:

Adolfo Payés dijo...

Interesante como siempre. tu articulo..

Un abrazo
Saludos fraternos...

Que tengas un buen fin de semana..

pacokafka dijo...

es un mal caldo de cultivo al que no hay que colaborar ni de pinche de cocina siquiera.


de vez cuando llegan mails ¿a saber de dónde parten? como "ESTA ES LA CARTA DE UN IMÁN A SUS FIELES", etc..., Continuar con la cadena, sin cotejar su veracidad ni procedencia y aunque si estuviese cotejada, es encender el odio, a mi parecer. y para cualquier persona medianamente inteligente, encender el odio no es ni bueno ni rentable a la larga.

buen post, señora.


saludos del crápula devuelto a la sociedad.

Carmen dijo...

Me temo, Bleti, que mientras el mundo siga siendo esa guarrería en la que más de la mitad se muere de hambre mientras otros nos ponemos a dieta, no nos va a tocar más remedio que apreder a convivir porque el que pasa hambre no se va a conformar con quedarse quieto en el sitio en el que nació sin elegirlo... Jeje... En eso soy talibán...

Jose Zúñiga dijo...

Me veo ceca de Carmen, aunque el tema no se solventa en dos lineas.

Bletisa dijo...

Inquietante es el tema al menos.
A mí me preocupa Adolfo.
Gracias por venir.

Bletisa dijo...

Lo que pasa Paco es que es casi imposible mantenerse al margen. Es imposible y además poco recomendable.
Yo he recibido la carta del supuesto tal Imán y no creas que es tan descabellada. Es más que creible venga o no venga de alguien físico porque al fin y al cabo eso es parte de los mandamientos de los ultrarradicales que intentan imponerse.A mí me preocupa y tal vez sea porque soy muy egoista o porque soy mujer.
Un asco todo.

Bletisa dijo...

Ya Carmen pero es que el mundo es la guarrería que es. Eso quiere decir que no somos tan civilizados ni tan estupendos como nos creemos.
Somos animalitos defendiendo nuestro territorio hoy por hoy.
Quedamos de puta madre diciendo que pobrecitos y es superpreciosa tu postura. Yo también quiero decir eso desde el corazón, no sólo desde la boca.
Te confieso que yo nunca pondría a trabajar en mi casa a un Rumano gitano y lo digo alto y claro: Jamás. Nunca jamás de los jamases.
Otro día te cuento mis razones con razonamientos ( valga la redundancia) bien objetivos
¿Tú si?

Obras son amores que decía mi abuela.

Bletisa dijo...

Desde luego que no se solventa en cuatro lineas, Zú. Lo mío es un esbozo sin más.
Te confieso que muchas veces mi cabeza va por un lado y mi corazón por otro y el conflicto es brutal como puede imaginar.
Vivo en perpetuo conflicto pero cuando tengo que decidir siempre hago caso a mi corazón por muy mal que a otros le parezca.
Allá yo si me equivoco y pago las consecuencias.

Carmen dijo...

Bueno, yo pondría a trabajar en mi casa depende de a qué gitano rumano igual que depende de a qué español de burgos... Es algo que me repatea porque sé lo que digo, que estuve siete años casada con un inmigrante de ese tercer mundo, no hablo por hablar, Bleti.

Bletisa dijo...

NI yo Carmen, ni yo.
Mis dos niños pequeñitos, mis más grandes amores son Dominicanos. Fíjate si sé de qué hablo.
Pero es que yo te hablo de Gitanos Rumanos y de verdad siento tener que insistir.
Repito:Gitanos Rumanos y cómo cada uno habla de la feria según le va en ella pues yo tengo que hablar mál por mi experiencia.
Ah y que conste que la gente de Burgos es expecialmente estupenda jajajaja. Pero no, no va por ahí.
Bueno, un beso anda. jajajajjaa