lunes, 2 de agosto de 2010

Poesía sin papeles

Poesía sin papeles dice ser un blog -y copio textualmente- "en favor de inmigrantes y de la movilidad natural entre fronteras"
  Como si eso fuera posible, lo dice con la mejor de las intenciones y con una candidez que emociona.
La poesía puede traspasar fronteras sin más papel que en el que va escrita pero las personas  necesitamos papeles, permisos de residencia, trabajo, casa donde vivir, medios dignos para hacerlo.
 Existen las fronteras y es una quimera hoy por hoy su no existencia. Somos animales nos guste o no y cuidamos y vigilamos nuestros territorios como lo hace cualquier especie.

  Hay un largo camino por recorrer  de pura evolución de la humanidad para llegar a otras fórmulas pero hoy por hoy sólo cabe mejorar el acogimiento al extraño, al de la tribu de enfrente, al vecino que llega y del que desconfiamos por puro instinto  de defensa.
Permisos, "papeles", aceptación del extraño. Eso es lo que hay que conseguir y eso es lo que hay que facilitar con las garantías necesarias para el que emigra y para el que inmigra no se sienta discriminado, vejado, humillado ni triste.
  Todo se andará sin duda pero mientras hay que hacer camino y en ello estamos.
 

5 comentarios:

Jose Zúñiga dijo...

Habría mucho que matizar aquí, maestra Ble, pero yo creo que en lo sustancial estamos de acuerdo. Amor, comprensión, cariño.lo demás..., ya se andará.
Y no quiero liarme que hoy me ha dao por el bolero.
Bs

urbanoyhumano dijo...

Todo empezó con la guerra mundial. En lo esencial también estoy de acuerdo contigo lo que ocurre es que a veces soy muy bruta comentando.

víctor (el gato estepario) dijo...

jajaja, MAESTRO ZÚ, siempre derrocachando cordura. ¿Botero el pintor de las gorditas? Me encantan los dos, Botero y gorditas, jeje


URBANOYHUMANO, jajaja, no te imagino "bruta", ni siquiera comentando.


BLE, hace falta gente que mire de frente y sin tapujos, y tú lo haces. La mayoría de la gente se viste de lo políticamente correcto y queda muy bien.
Pero veo tu exposición muy correcta y serena.
Somos animales defendiendo su terreno, su casa, su familia, sus amigos. Hemos avanzado poco. Y los que vienen de fuera también lo son, lo serían si pudieran. Falta mucho para compartir. Si se les acogió fue porque nos interesaba. Si nos acogieron fue porque les interesábamos. Y es ahora con la crisis cuando se destapa el pastel. Un poco triste.
La libre circulación no ha existido ni siquiera en los albores de la humanidad -que éramos muy poquitos y los territorios muy vastos-, cuando las tribus defendían el paso por sus lugares. Y con el transcurrir de los siglos, a mayor complegidad de civilización, mayor control. ¿Quién puede parar ya ésto?
Como dice ZÚ, sólo nos queda ser conscientes, tener corazón e intentar dar lo mejor de nosotros mismos en cada momento.


ABRAZOS por triplicado.

víctor (el gato estepario) dijo...

Perdón, vaya dos gatos que he soltao:

-DERROCACHANDO, significa derrochando, lógicamente.

-y COMPLEGIDAD, es de vergüenza. ¡Madre mía!, me tapo la cara.


Un beso, Lady.

santiago tena dijo...

el hombre como referencia, los papeles luego :)

un beso