lunes, 2 de diciembre de 2013

Cosas


Resbalaba la paz entre las cosas.

Las impregnaba todas de nostalgia,

de silencio.

Inertes

presagiando un final

mil veces anunciado

se empeñaban en guardar

la llave del amor y la del desaliento

para que tú y yo, solos,

pudiéramos hallarla.

3 comentarios: