lunes, 13 de junio de 2011

Don.

Y al fin, dará lo mismo.

Los silencios con ganas de charlar

no admitirán las normas.

Serán como renglones torcidos de algún Dios

que no le da importancia a la locura.



Los renglones torcidos de Dios de Torcuato Luca de Tena:

Editorial: Planeta
Año publicación: 2009 (1979)

1 comentario:

EL GATO ESTEPARIO -víctor- dijo...

No, no importa. Lo únicamente importante es el amor, todo lo demás es prescindible, o adicionales, complementos, etc, jaja ¡pienso yo, vaya!. Da igual torcidos o o no.

Bs.