martes, 13 de noviembre de 2012

Zú y mañana Huelga.


Mirando fotografías me he encontrado esta de Zú con esa cara de solete  y con esos ojos tan charlatanes que tiene.
   Mil besos a bombo y platillo bien amplificados para que le lleguen esté donde esté.

 Mi recuerdo y mi cariño siempre.

      Maestro, aprovecho que hablo de tí para arengar con esto de la huelga ¿Vale?
Es por no hacer dos entradas, que no tengo casi ganas.
   Yo no sé si podré no ir al curro. Soy más pobre cada día y me parece que no puedo prescindir del salario de una jornada.
   A ver que me dice el sindicato luego.
¡Puta vida esta!
   

5 comentarios:

Desconcierto dijo...

Me paso a saludarte ;)

es verdad , puta vida...a veces...
;)

besos

Anserly dijo...

Te comprendo perfectamente, a mi me pasa lo mismo, si voy mi economía se derrumba (que ya lo está )y si no voy la que se derrumba es mi conciencia, y no sé que será peor...

estrella dijo...

Hola Bleti!!
Hola Zú!!!!....recuerdo una entrada que hiciste sobre una huelga general, no sé cuál, pero recuerdo que la dejaste en blanco, huelga de palabras, jajaja, así eres tú, solidario hasta con la poesía.
Tenías...tienes los ojos chispeantes y alegres, confiados, crees que todo saldrá bien??
Te doy un abrazo maestro!!!!

Gracias Bleti, mañana iré a trabajar.
Un beso cariño!!!!

VICTOR GATO dijo...

Zu tiene cara de angelito. Bueno, es que lo era (lo es). Gracias por recordarle.

Sobre las huelgas, no secundarlas sería una aberración viendo cómo está el panorama, pero temo decirte que me parecen poco eficaces (nada). Grecia lleva 26 huelgas desde que comenzó esta crisis y sus dirigentes siguen impertérritos el programa establecido.
Otra cosa serían las huelgas indefinidas hasta que hubiese algún tipo de respuestas, diálogos, negociaciones, etc...
Las mini-huelgas de un día cada cinco meses creo que los politicos se las pasan directamente por debajo, los empresarios hallarán la forma de recuperar la productividad de ese día, y sólo les producen risa. Son inofensivas.

Un beso, señorita perdida y bien hallada.

miau

Bletisa dijo...

Han pasado siglos desde que colgué esto pero sigue vigente.
Seguimos cabreados pero correctos tanto allí en La Paz que es el centro de los centros sanitarios como aquí en Zamorilla, que somos cuatro en cruz.
Da igual, los sanitarios somos de la mejor gente que he conocido nunca respecto a su relación con su trabajo. LLega a ser un simbiosis rarita.
El que no nació vocacional se ha hecho después y somos incapaces de preparar un buen chocho a este gobierno sin escrúpulos ni a ningún otro, paralizando la atención sanitaria.
La enfermería es imprescindible porque su misión y su trabajo es el cuidado de lo más preciado que tenemos: La salud.

Me entra un cabreo de co....nes, en serio.