miércoles, 31 de marzo de 2010

Lo dijo Truman Capote

En el blog de Batania he leído unos fragmentos que publica del prefacio a Música para camaleones de Truman Capote.
Son muy interesantes todos pero resalto este porque es especialmente aplicable a la poesía. Todos los escritores, los de cualquier género deberían hacer esta reflexión pero muy especialmente los poetas y aplicarla a sus poemas.

“Para empezar, creo que la mayoría de los escritores, incluso los mejores, son recargados. Yo prefiero aligerar, la noción sencilla, clara, como un arroyo del campo. Pero noté que mi escritura se estaba volviendo demasiado densa, que utilizaba tres páginas para llegar a resultados que debería alcanzar en un simple párrafo.”

Os recomiendo el post entero en el blog del Neorrabioso

lunes, 29 de marzo de 2010

IRREALIDADES DE CARMEN IGLESIAS


sábado, 27 de marzo de 2010

La G.I.M.I

Cuando uno tiene una edad intermedia tirando “párriba” o mejor dicho “pábajo” como la mía, nos replanteamos la vida por decirlo decirlo de un modo filosófico.

A estas alturas pensabas que todo sería más fácil. Habías sido una buena hija, una buena madre, habías estudiado y trabajado como se esperaba de ti. Todo estaba controlado.
Bueno pues no.
      Sí, la puta hipoteca la tienes pagada. Después de 30 años al fin tu casa es tuya ¡qué alivio, no te jode! y los niños grandes, inmensos pero sin trabajo, así es que tienes que seguirlos manteniendo. A su padre no lo aguantas porque ha decrecido justo inversamente proporcional a lo que has crecido tú y decides divorciarte o ahí te quedas, que al fin y al cabo es lo mismo. La distancia emocional es tan insalvable como dieciocho océanos juntos pero le sigues saludando todos los días desde la habitación de enfrente como al vecino del quinto en el ascensor:
-Hola buenos días, menudo frío ¿Eh?…por cierto tenemos que ir al banco a renovar la póliza y dile a la niña que limpie las cagadas de los gatos o me los cargo a tiros.
(-¡Tu puta madre!,,,,que te den amargao, piensas mientras exhibes una sonrisa displicente en los labios)  Sí claro, buenos días.
Mientras, tus padres ancianísimos necesitan tu atención,  y los hijos de tus hijos también.
Tienes que trabajar todos los días, hacer la compra, atender a tu amante, lavar la ropa, ir, venir, volver, reír , llorar, cobrar una mierda de sueldo y encima escuchar que qué suerte tienes.
Tienes que teñirte el pelo, desmaquillarte y desmoronarte, ver que tu cuerpo cambia y te da asco, y cambiar el aceite al coche. Tienes que soportar si te dicen que eres idiota porque escribes lo que te da la gana, por decir lo que te sale del coño y por pagar la pensión del hijo de tu hijo mientras plantas tulipanes y entierras sinsabores.
Tienes que sonreír y estar delgada y saber hacer hacer lentejas o cocido y croquetas sin cagarte en la madre que parió a la bechamel.
     De otra manera, las mujeres de mi generación no nos sentimos bien. Nos “amaestraron” para ser perfectas sin movernos de la línea y la más mínima desviación nos produce crisis de ansiedad dignas de un tratado de trastornos psicológicos exógenos.
Hay matices (digo en mi defensa que no trago) pero somos la generación irrecuperable de mujeres gilipollas. La GIMI, vamos. Y no me digáis que no suena a puta.

PREFIERO DISCREPAR

Prefiero discrepar,
darme de palabrazos contigo hasta tumbarnos,
hasta sangrar ideas por diez mil comisuras.
No es fácil para mí decirte que te quiero
con la boca redonda pintada de carmín
Prefiero bocas grandes, oblicuas, bien abiertas,
con lenguas excesivas de bordes afilados
y por dentro calientes y bien ensalivadas
como un beso de amor.

viernes, 26 de marzo de 2010

ETA, ROPA, UN BALÓN Y UNAS HOJAS DE LAUREL

Foto de Emilio Fraile (La Opinión de Zamora)

Ayer en Zamora, ciudad tranquila donde las haya, la policita nacional recibió una llamada con el aviso de una bomba. Era una bolsa que contenía un cartel visible donde ponía ETA.

Todavía me estoy riendo con esa risa floja que a veces me dá y que me afloja los esfínteres peligrosamente.

La que se montó fue parda y claro, siguiendo el protocolo, se movilizaron todos los efectivos de la Policía Nacional y dela Guardia Civil y hasta tuvieron que desplazarse los Tedax de Valladolid, desalojar tiendas en la calle más céntrica y comercial de la ciudad, todo con el consiguiente sobresalto para la ciudadanía de una capital como esta nuestra donde lo más grave que pasa es que no pasa nunca nada.

Por lo visto sólo fue una gamberrada que tendrá sus consecuencias para el “graciosillo”.

Porque yo espero que haya sido un “gracioso” sin más. Digo esto porque a media tarde me visitaron en el hospital dos policías vestidos de paisano, de esos que te enseñan a velocidad de vértigo una identificación que no ves, para preguntarme si reconocía un determinado perfil que traían escrito en un papel.

Sentí tristeza al leerla porque describía a un típico personaje de la calle, de un sin techo entre los que se encuentran desgraciadamente un alto porcentaje de personas con enfermedad mental, que han sido abocadas y sólo por su enfermedad a la soledad de la calle.

Sentí alivio al no reconocer en la descripción a ninguno de los míos, pero no quita que se trate de alguno que todavía no conozca. Empiezo a pensar que es posible viendo lo que contenía la bolsa una vez inspeccionada: Ropa vieja, un balón y unas hojitas de laurel.

Vuelve a darme la risa flojucha al imaginarme la bolsa con el cartel ETA porque no estaría mal que cada paquetito que ponen los Etarras llevara el cartelillo y lo que contenía la bolsa: Ropa, un balón y unas hojas de laurel.

jueves, 25 de marzo de 2010

PETICIONES DEL OYENTE

Para Ka, esta nariz tan gorda de Rosendo y todo mi cariño en el día de su no cumpleaños.


miércoles, 24 de marzo de 2010

La hora Chanante o de tan burdo gracioso.

EL MAESTRO ZÚ

Cuando yo llamo  maestro Zú a josé Zúñiga, no es nada gratuito. Empecé llamándole así medio en broma pero con admiración profunda aunque sin fanatismos ni sandeces.
  Me gusta su poesía y sobre todo cuando escribe en presente y no en prétéritos dolorosos.
Este poema por ejemplo (al que yo cambiaría cosas) me  gusta mucho.
Nunca seguramente el resultado de mis cambios sería mejor que su poema  pero es una medida de calidad que yo tengo un tanto íntima, esa interacción que me provocan algunos poemas sean de quien sean.
 Escudriñarlos, darle vueltas, ponerles o quitarles cosas, jugar con ellos, etc...supongo que es lo que se llama aprender.
 Para mí Zúñiga es un maestro sin que jamás haya pretendido dar clases a nadie.


NO HAY CAVIDADES BLANCAS EN LAS NOCHES ARDIENTES

Estabas a mi espalda. Sentí un leve aleteo,
un aire
de alfiler en mis vértebras.
Adiviné tus ojos, esos vitrales góticos,
escudriñando, amor, mis cicatrices.

Me estremecí. La noche del amante
siempre está al borde del acantilado.

Me adentro, me sumerjo
en el profundo lecho de tu cuerpo,
rompo el frágil cristal que te resguarda
de ciertas intemperies
y te busco,
y te exploro,
y te navego
y nunca
llego al fondo de tantas cavidades oscuras.

Eres inexpugnable, guardas silencio,
callas
como callan los faros que alumbran las mareas.
Y dejas que me ahogue. O que me queme.
La noche del amante es un auto de fe.

Vestiré el sambenito, calzaré el capirote,
caminaré sin prisa hacia la hoguera
en que se han convertido tus abrazos,
calibraré con calma si prefiiero tu llama o tu silencio,
despejaré la incógnita que puebla tus entrañas:
me dejaré llevar por tus ausencias.

No hay cavidades blancas en las noches ardientes.

José Zúñiga.


Un belleza de poema.

martes, 23 de marzo de 2010

¿AH SI? PUES MÁS MADERA

Juan Carlos Mestre recitando un poema y aún sin citar a Gamoneda,  no es ya sólo para dar una cabezadita si no para desnucarse directamente... incluso en Salamanca  :))


lunes, 22 de marzo de 2010

domingo, 21 de marzo de 2010

Jorge Lemoine o la pesadilla continua.

Ya sé que esto es darle una publicidad a Jorge Lemoine pero es que….
me tiene saturada de correos repetitivos, de insultos de la categoría de “la puta de clase baja que te parió” y lindezas parecidas que por otro lado y dependiendo de sus rachas, me ha dedicado
Siempre he justificado sus actitudes por motivos – por fin- de todos conocidos, pero es que últimamente supera la paciencia de cualquier mortal por muy implicado que como yo esté en la salud mental.
Desde aquí le insto a toda intención que no sea plagiar, que no sea la de escribir y demostrar que es un buen poeta con cosas propias que decir.
Le exhorto (palabra preciosa por cierto) a pedir disculpas sin artificios por sus canalladas, por sus plagios, por la irrespetuosa forma de dirigirse a todo el mundo y a todas horas.
Le digo que escriba poesía porque es lo único que sabe hacer bien cuando no hace mamarrachadas.
No se puede consentir su imbecilidad mantenida en el tiempo ni un minuto más.
Y le advierto que no publicaré en mi humildísimo sitio comentarios ofensivos nunca pero sí todas las mamarrachadas que se le ocurran.
Las buenas o malas personas lo son o no lo son independientemente de su salud. Es una certeza que tengo después de muchos años de profesión.

¿Oído cocina?               Pues eso Jorge.

viernes, 19 de marzo de 2010

Mira Gato. Y tú Ka... mira.

Que peña aysss.
¿Sabes Gato? Este y no creas que tanto, me identifica mucho más jajajaja. Que conste que yo era pequeñísima cuando esta gente dejó de cantar pero los recuerdo muy bien en sus versiones de canciones de toda al vida.

miércoles, 17 de marzo de 2010

BATANIA, BILLY, ZÚ Y OTROS

Adoro a Batania, a Billy, a José Zúñiga...
Me jode que no admitan comentarios porque siento una inmensa soledad en sus salas.
Los blog deberían ser siempre sitios abiertos  donde poder hablar, decir cosas por muy tonterías que les parezcan.
  Ellos sabrán de sus motivos pero no lo entiendo y siento un frío físico al entrar en sus salas. Me voy.
 

San Patricio o yo me llamaba Irlanda


Jóvenes, éramos muy jóvenes.

Teníamos la vida entre las manos

como a esas pelotitas antiestrés

a punto de explotar entre los dedos.

Quedaba tanto tiempo por delante

que el cielo sólo era

un espacio infinito, inacabable

por donde pasan nubes con caras conocidas.

Todo era transformable, repetible,

a punto de cambiar cada segundo

como cambia de acera

un peatón que busca el camino más fácil.

Ya nada es San Patricio.

jueves, 11 de marzo de 2010

INCITATUS Y LOS POETAS DE LA RED

Hola  :))

(Ya todo vuelve a la normalidad y yo a la mía)


He leído un artículo de Luis Algorri (periodista que firma como Incitatus) en la revista Tiempo que me ha resultado muy simpático.
Dice con mucha razón que los libros de poesía en castellano tienen unas ventas ínfimas porque la poesía está ahora mismo en Internet, pero que hay que andarse con mucho cuidado.
Con gran sarcasmo nombra a tres poetas de la Red: Ginés Cutillas, Niurka Quinones y Rubén Sada. Los tres son poetas leidísimos en la Red y tienes cientos de seguidores en sus blog o muy seguidos en las web que escriben.
Dice de ellos que son prolíficos y pone algún ejemplo de su horrorosa poesía. A saber….
Poema de Ginés cutillas titulado Azulado:
“el coche se porta bien, /no es gran cosa pero me lleva y me trae, / Siempre aparco encima de la misma acera. / No darle importancia le libra de la grúa. / Ella huele el miedo, como los perros. / Aparco siempre encima de la acera, / donde aparcan los coches que no tienen miedo”
Y sigue con Niurka Quiñónez y pide a las de edición que se respete la ortografía original de “esa Gabriela Mistral reencarnada” jeje.
Dice el poema de Niurka:
“Desesperada se acerca / con ternura la esposa mia / Me dice amor un bañito calientito / te espera la cena y cansaito como estas / Dice el, si mi amor lo nececito / Usando miis labios, comienso a besar su cuello / bajando por su esparda tomo un aceitito / con buena fragancia y calientito / mirandome a los ojos me dice ´eres divina´ / sabes escoger los aceites que me hacen / enloquecer "
Según Algorri esta es una de las mujeres más leídas de POETAS EN LA RED con cientos de fieles seguidores.
Continua con Rubén Sada y ya lo pone a escurrir en el mismo tono que a los otros dos con mucha sorna y también lleno de razón. Pero mejor os leéis el artículo en la revista Tiempo porque de verdad tiene gracia.
A mi me ha hecho reír mucho a pesar de que lo acaba diciendo que lee a Gamoneda y en fin…
Pero tiene razón cuando dice que si todos los lectores de estos grandes poetas compraran un libro de poesía o en el caso de la sra Quinonez adquiriesen un libro de ortografía castellana, las cifras de ventas de poesía se multiplicarían por veinte y la Real Academia se haría riquísima.

Cualquier día de estos me aplico el cuento, incluyéndome, claro.